Deportes

Todos contra el PSG

  • El campeón de los últimos tres años, que presentó ayer a Di María, vuelve a partir un escalón por encima

La Ligue 1 francesa comenzará hoy con el interrogante de saber si el París Saint-Germain -alza el telón esta noche en Lille, a las 20:30- mantendrá su hegemonía por cuarto año consecutivo y si sus rivales le obligarán a elevar el nivel para seguir dominando el campeonato. El proyecto qatarí de la capital francesa era ya el equipo más fuerte en cuanto a jugadores, una constelación de estrellas que se ha reforzado con la llegada del argentino Ángel di María, en el segundo traspaso más caro de la historia del fútbol galo, por 69 millones de euros.

El ex jugador del Real Madrid, presentado ayer, se encontrará con el uruguayo Edison Cavani, el jugador más caro del fútbol galo, con el sueco Zlatan Ibrahimovic y con sus compatriotas Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore.

A ellos se suman la defensa brasileña formada por Marquinhos, Thiago Silva, David Luiz y Maxwell, además de un centro del campo donde destacan el sólido Thiago Motta, el creativo Marco Verratti y el polivalente Blaise Matuidi.

Todo ello hace del PSG el gran favorito para renovar el título logrado en las tres últimas temporadas, aunque las ambiciones del club están más puestas en Europa.

Su presidente, Nasser Al-Khelaïfi, firma una columna en el diario L'Équipe en la que asegura que el equipo buscará "subir un escalón en la Liga de Campeones", competición en la que han tropezado en cuartos de final en las tres últimas temporadas.

La ambición internacional del PSG puede hacerle olvidar el campeonato doméstico, un delirio de grandeza que aprovecharían otros clubes, de presupuestos más modestos, que han jugado la carta de la juventud y la creatividad.

Comenzando por el Lyon, subcampeón del año pasado, que ha mantenido a la columna vertebral de la pasada temporada, empezando por el joven Lacazette, considerado uno de los futbolistas con más futuro del país. A sus 24 años, el máximo anotador de la pasada campaña, por delante de la constelación parisiense, parece que ha superado el malestar que tenía con el club y todo apunta a que seguirá jugando en Lyon.

La renovación más profunda la ha efectuado el Mónaco, tercero de la temporada pasada, que mantiene su confianza en el técnico portugués Leonardo Jardim y que ha rejuvenecido el efectivo. La llegada del italiano Stephan El-Shaarawy, de 22 años, es la prueba de la apuesta del Principado, que por la otra puerta ha dejado salir al veterano Berbatov.

El Olympique de Marsella, carente de los recursos financieros de sus rivales, ha decidido ponerse en manos del entrenador argentino Marcelo Bielsa, que, como si de un brujo se tratara, ha hechizado a la afición y ahora controla todos los resortes del equipo. Llegaron dos veteranos, Lass Diarra y Abou Diaby, pero las salidas de los atacantes Gignac y Ayew han dejado algo descubierto el sector ofensivo.

Saint-Etienne y Girondins de Burdeos deberán confirmar la buena imagen que dejaron el año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios