Fútbol l Segunda División B

Ocasión perdida en Marbella

  • El Racing Portuense no ve la luz en su visita a la Costa del Sol y sucumbe ante un rival directo como es el equipo de Oli, dejando escapar una magnífica oportunidad de tomarse un respiro en la clasificación

Duelo de necesitados en la zona baja de la clasificación del que salió victorioso el más necesitado. En el partido del exilio por la resiembra del Municipal, el Marbella hizo lo que acostumbra. Ya son cuatro años con la misma costumbre de no jugar en el estadio marbellí cada primera jornada de año y van cuatro triunfos. El cosechado en Arroyo de la Miel sabe bien a los aficionados marbellís por las apreturas clasificatorias, pero a nadie se le escapa que lo logró con apuros y con el oportunismo de un recién fichado.

Y es que para los locales los debuts de Quini y Jabuti supusieron las buenas noticias, junto con los tres puntos. El choque comenzó dejando claras las intenciones de ambos. El Marbella abusaba del pelotazo, ya que con Carlos Rivera en el banquillo carecía de organización en el centro del campo. El Portuense, por el contrario, daba paciencia a su fútbol y transitaba por todas las zonas, aunque siempre acababa buscando la banda derecha en la que Torres volvió loco a Nando. En el minuto 13 Quini peinó un balón en la frontal y dejó sólo a Christian ante Eneko, pero el fuengiroleño no acierta.

El Portuense despertó y creó sus dos grandes ocasiones. En el minuto 18 Jonathan Torres cazó un balón en el punto de penalti mediante una espectacular chilena, pero su remate fue abortado a bocajarro por Ávila. Sólo un minuto más tarde pareció despejar un balón desde su banda, pero la pelota botó en el punto de penalti, sorprendió al meta marbellí y se va al larguero.

Los marbellíes respondieron pronto, ya que en el minuto 22 el capitán, Dani, envió una falta al larguero contrario. En el ecuador de la primera parte acababa una fase de partido de poco fútbol, pero bastantes ocasiones. Hasta el descanso hubo poco, pero los gaditanos pidieron tímidamente penalti tras una caída de Paulino en el área y ya en el descuento Quini quedó sólo ante Eneko, pero cuando iba a rematar Chico acertó a meter la punta de la bota y desviar a corner. En la segunda parte el principio fue igual con un primer aviso del Portuense en el minuto seis mediante remate de Torres tras una gran jugada colectiva.

A su tosco modo el Marbella intentó dominar y le puso más intensidad, pero su fútbol pedía a gritos un organizador y Oli lo concedió con la entrada al campo de otro delantero, Jabuti, y sobre todo de Carlos Rivera. El Portuense era cada vez más conformista, táctica que Carlos Orúe intentó variar introduciendo a Masegosa, pero el duelo, que ahora sí se jugaba en el centro del campo, lo acabó ganando el equipo que ejercía de local. Con sus mejores bazas sobre el césped los últimos 20 minutos estuvieron plagados de acercamientos.

En el minuto 70 Christian corre la banda, pero su centro no encuentra rematador y sólo dos minutos más tarde una falta muy cerrada está a punto de sorprender a un Ávila bien colocado y seguro durante toda la tarde. En el minuto 77 Dani lanza un corner que encuentra a Christian sólo en el punto de penalti, pero este lanza un derechazo imposible que se marcha arriba. Fue en otra carrera del interior diestro a once minutos, cuando acertó a enviar un balón al área que recibió Quini, quien se revolvió perfectamente para sorprender a Eneko y anotar el uno a cero que sería definitivo. Pudo sentenciar el Marbella a ocho minutos, cuando Quini amortiguó un balón en la frontal y Jabuti no se lo pensó a la hora de disparar, obligando a una estirada de Eneko.

Los últimos instantes tuvieron oportunidades para ambos y sufrimiento en el bando local. En el minuto 88 el central Chico, que jugó como delantero el último cuarto de hora, cabeceó un buen centro que sin embargo detuvo Ávila.

A renglón seguido Jabuti, siempre por la banda derecha, ya que el Marbella careció de zurda, hizo otra buena jugada que Sosa remató en el primer palo fuera y tras el saque el portero fue Christian el que lo intentó en solitario, pero también sin suerte.

Para el epílogo quedó lo mejor. Ya en el descuento Mechi consigue desbordar por banda derecha y pone un perfecto balón al área que dejan pasar de forma sucesiva dos compañeros hasta que aparece completamente sólo Giovanni, que remata potente y muy bien colocado, pero Ávila evitó el empate del cuadro gaditano.

Al final, el cuadro de Orúe se marchó de vacío y sigue metido en problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios