Deportes

Números de récords, realidades distintas

  • El Madrid afronta el clásico con ventaja por estar más descansado que el Barça

El clásico del sábado será el mejor de la historia a juzgar por el récord de puntos que tienen el Real Madrid y el Barcelona. Pero estadísticas aparte, las realidades y las sensaciones de uno y otro son muy diferentes. La voracidad de los dos contendientes no conoce límites y ambos se presentan a la esperada cita con 77 puntos en 30 jornadas. Ni el Real Madrid ni el Barcelona llegaron jamás a esta fecha con semejante cantidad de puntos.

Pero la estadística es una de las pocas cosas que les une. Así, mientras el Barcelona permanece concentrado para disputar su partido crucial ante el Arsenal, el Real Madrid descansó, porque la Liga es el único torneo que le queda esta temporada.

Por este motivo, el Barça debe aparcar el clásico por lo menos hasta mañana. Ahora sólo le toca hablar del encuentro ante el Arsenal, pues el 2-2 de la ida no le permite ni una sola distracción, ni siquiera una tan tentadora como es la del Real Madrid.

"El del Arsenal es el partido más importante de la temporada", dijo Guardiola tras el choque ante el Athletic del sábado, invitando a los periodistas a no preguntar por el clásico.

Por contra, el conjunto blanco tiene toda la semana para meditar sobre cómo debe jugar ante el Barcelona, cómo puede contrarrestar el caudal de juego que el equipo azulgrana viene ofreciendo en las últimas semanas. Un asunto nada fácil.

Porque el juego de uno y otro equipo es divergente en las últimas jornadas, como se demostró el último fin de semana. El Barcelona, con un equipo lleno de suplentes, goleó al Athletic por 4-1, mientras el Madrid apenas hizo lo justo para vencer por 0-2 en el campo del Racing.

El equipo blanco se acostumbró a vivir del imponente brillo que ofrece la pareja compuesta por Higuaín y Cristiano Ronaldo, quienes anotaron 42 de los 83 goles de su equipo en la Liga. "El Real Madrid pega sin seducir", resume Marca. Mientras, los goles del Barcelona -ocho menos que su rival- son mucho más repartidos, por más que sitúe a Messi como máximo realizador del torneo. El argentino hizo 26 de los 75 goles de su equipo y no fue decisivo en las últimas jornadas. El debate se cerró por el momento: no hay Messi-dependencia.

También son diferentes los problemas a los que se enfrentan sus respectivos entrenadores. Mientras el chileno Manuel Pellegrini tiene a casi todo su plantel a disposición, Josep Guardiola está pendiente de los numerosos lesionados que tiene el Barcelona.

Esto incluye a piezas tan decisivas como Ibrahimovic, Piqué o Iniesta, sin que por el momento se sepa si todos podrán llegar a tiempo al sábado. Y si lo hacen, quién sabe en qué condiciones llegarán, aunque Iniesta ya entró ayer en la lista para el Arsenal.

Aunque Pellegrini tendrá un dolor de cabeza añadido, muy diferente al de Guardiola: sus numerosos críticos estarán muy pendientes de sus decisiones tácticas, pues es probable que buena parte de su futuro se lo juegue en el trascendental clásico... A Guardiola nadie lo moverá pase lo que pase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios