Fútbol | Segunda División B

Nuevo objetivo en el horizonte isleño

  • El San Fernando, tras certificar la permanencia, busca prolongar en Badajoz su racha positiva.

Varios jugadores en unos ejercicios de estrategia en el Iberoamericano. Varios jugadores en unos ejercicios de estrategia en el Iberoamericano.

Varios jugadores en unos ejercicios de estrategia en el Iberoamericano. / J.A.

Se acabó un ciclo. Se acabó un objetivo y rápidamente llega otro. El San Fernando consiguió el pasado domingo los 45 puntos necesarios para alcanzar lo presupuestado a principios de temporada, mantener la categoría. A partir de ahora, todo lo que llegue será un regalo para la familia azulina, una recompensa a una gran temporada.

Pero ahora hay que buscar el hecho de realizar la mejor temporada desde que se milita en Segunda B, es decir los 56 puntos que se cosecharon con Pepe Masegosa al frente en la vuelta a la categoría de bronce y que hizo que el equipo terminase séptimo la temporada y lograse disputar la Copa del Rey.

Ese es el nuevo aliciente de los de José Pérez Herrera, viajeros hasta Badajoz para medirse al equipo que dirige un viejo conocido como es Nafti, entrenador que estuviese, en sus inicios, enrolado en el equipo azulino y fuese segundo, precisamente, de Pepe Masegosa, y que anteriormente jugó en el Cádiz.

Desde la llegada del tunecino al banquillo pacense se ha experimentado un tremendo cambio en un equipo que estaba llamado este año a hacer cosas muy grandes, sobre todo a pelear por los puestos de que den opción a poder ascender a Segunda A. Los números del nuevo Badajoz dicen que son casi imparables en casa, donde han conseguido la victoria en seis de los últimos siete partidos disputados y los compañeros de Badajoz hablan de un ambiente casi infernal, de una asistencia de alrededor de 10.000 aficionados pacenses en las gradas y de unas ganas tremendas de hacerles pasar un mal rato a los azulinos.

Pero es que los números de los isleños no van a la zaga, pues tras las dos derrotas consecutivas en el inicio del año, ahora atesoran nueve de nueve en los últimos tres partidos, por lo que lo que parece seguro que los de Pérez Herrera no se arrugarán, ni por el rival en cuestión ni por el ambiente de alrededor.

Los isleños, que partieron el sábado por la mañana, cuentan con dos bajas en la convocatoria. Por un lado, Pedro Ríos estará por segunda semana consecutiva en el dique seco. El gran capitán del cuadro azulino sufrió un pinchazo en la parte posterior del muslo en el encuentro disputado en Sanlúcar y el cuerpo técnico del cuadro de La Isla no quiere forzar su vuelta a los terrenos de juego hasta que estas molestias no hayan desaparecido, por lo que por precaución se ha decidido su no inclusión en la expedición.

El otro hombre en cuestión es el joven Vera, que continúa con su proceso de recuperación de su lesión. Todo hace indicar que la semana que viene podría volver al trabajo con sus compañeros por lo que, con la incorporación también definitiva de Pedro Ríos, el técnico jerezano contaría con la totalidad de su plantel.

Los azulinos están tremendamente ilusionados con el encuentro y no cabe la menor duda que la intención del cuadro azulino no es otra que la de seguir entre los cuatro primeros. De esta forma, estrenarán su tercera posición en la tabla, esa que se consiguió con la victoria cosechada el pasado domingo, en un enfrentamiento complicado, aunque si de algo presume el plantel del San Fernando es de sobreponerse de una manera especial en los escenarios complicados y con un enorme ambiente en contra.

Por su parte, el Badajoz sueña con acercarse a los puestos altos de la tabla clasificatoria, ya que con 36 puntos se encuentran a 9 del play-off. La directiva pacense ha animado de manera especial el partido y ha puesto entradas a muy bajo precio con la firme convicción de que serán muchos los aficionados que acudan al Nuevo Vivero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios