tenis china

Nadal, sin presión por el número uno

  • El balear afronta el Masters 1.000 de Shanghái con el mismo objetivo del año: estar sano y ser competitivo

Pese a lo intenso de esta temporada, Rafael Nadal aseguró que no se siente cansado y que se encuentra motivado y en buena forma para luchar partido a partido y proclamarse campeón de uno de los pocos torneos que aún no ostenta, el Masters 1.000 de Shanghái.

"Voy día a día y mi calendario siempre depende de cómo estén mi cuerpo y mi mente. Me sentía listo para estar aquí y aquí estoy", dijo el número uno del mundo, que llegó a Shanghái procedente de Pekín, donde el domingo se proclamó campeón del Abierto de China y hoy debutará en segunda ronda contra el estadounidense Jared Donaldson, actual número 52 del ranking.

"El de Pekín fue un torneo que peleé por ganar durante mucho tiempo y finalmente lo conseguí. Es un momento importante y estoy haciendo un buen tenis", apuntó el manacorí, que espera poder "empezar bien" y "llevar una dinámica buena" esta semana. "Estos dos días tuve que aflojar un poco y la preparación para este torneo ha sido justa, pero llevo muchas horas en el camino y haciendo las cosas muy bien así que espero estar preparado para ello", indicó.

Debutará hoy también su máximo rival, el suizo Roger Federer, quien en una rueda de prensa alabó la temporada de Nadal y dijo que le sorprendió que tras ganar el US Open no bajara su ritmo e hiciese la gira asiática.

"No hay motivos para que se presione tanto, pero así es Nadal. Es un profesional que sabe lo que hace", indicó el número dos del mundo.

Tras un año complicado por problemas físicos, Nadal está realizando una brillante temporada y hace unas semanas logró recuperar el primer lugar del ranking mundial de la ATP, aunque su motivación principal para jugar, no es mantener este liderato. "Nunca fue mi objetivo de este año estar donde estoy ahora, pero es mucho mejor ser número uno que dos o tres. El reto es estar sano y ser competitivo todas las semanas que juegue. Eso es algo que está pasando este año", afirmó el tenista, para quien, sin embargo, terminar la temporada en el número uno será "un gran logro". Con todo, "eso con 31 años no me genera más presión".

En el sorteo de este Masters 1,000 Federer y Nadal fueron colocados en cuadros distintos, por lo que de encontrarse tendría que ser en la final. Federer se enfrentará en segunda ronda contra el argentino Diego Sebastián Schwartzman (26). El título conseguido por Nadal en Pekín dejó al español muy cerca de acabar el año como líder de la clasificación. Suma 9.875 puntos y tiene una ventaja de más de 2.000 sobre el suizo (7.505).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios