tenis wimbledon

Nadal, a octavos sin sobresaltos

  • El balear supera con facilidad a De Miñaur y ahora se medirá con Vesely

  • Del Potro y Djokovic cumplen

Rafael Nadal realiza un smash contra Alex de Miñaur. Rafael Nadal realiza un smash contra Alex de Miñaur.

Rafael Nadal realiza un smash contra Alex de Miñaur. / GERRY PENNY / efe

Alex de Miñaur no fue enemigo para Rafael Nadal, que al vencerlo (6-1, 6-2 y 6-4) se clasificó para los octavos de final de Wimbledon, asegurándose su continuidad al frente de la clasificación ATP cuando las nuevas listas salgan el lunes 16 de julio.

Con 31 grados y usando ambos jugadores toallas de hielo para refrescar los hombros y el cuello, Nadal demostró su poder sobre un rival que con 19 años apunta maneras, pero que aún está lejos de hacer daño al español.

El partido recordó la gran exhibición que hace un año en la misma pista central Nadal firmó al derrotar a Karen Khachanov (6-1 6-4 7-6 (3), victoria con la que afrontó luego con grandes esperanzas su duelo con Gilles Muller, su verdugo en octavos.

A pesar de la evidente superioridad de Nadal, Lleyton Hewitt, capitán de Copa Davis de Australia no perdió la esperanza en De Miñaur, finalista del torneo júnior en 2016 y a quien aconseja.

Lleyton apretó los puños cuando el joven perdió el primer set en 33 minutos, con dos roturas de servicio, mientras que Nadal mantuvo su saque intacto.

Pero el de Manacor jugó a placer, mandando con su derecha, sacando con efectividad y castigando al joven de Sidney con una velocidad de vértigo.

Cuando se vio más libre de presión, De Miñaur expuso sobre la central el juego que lo ha hecho figurar como joven promesa. Obligó a Nadal a más intercambios, le pasó en varias ocasiones por el lateral y levantó incluso una bola de partido. Pero no pudo con la segunda, en un duelo en la red que Nadal salvó in extremis con una volea de revés. Entonces fue el balear el que levantó el puño en señal de victoria.

"Es joven, y se defiende muy bien", piropeó Nadal a De Miñaur. Sobre sus perspectivas en la segunda semana de Wimbledon, fue cauto. "De momento estoy feliz de estar en octavos, lo que deseo es jugar bien y seguir adelante".

Nadal está ya en octavos sin ceder un set en tres encuentros. El de ayer fue su triunfo número 46 en Wimbledon.

Su próximo rival será Jiri Vesely, número 93 del mundo, que derrotó a Fabio Fognini por 7-6 (4), 3-6, 6-3 y 6-2.

El checo, cuyos ídolos son Roger Federer y Tomas Berdych, fue campeón del mundo júnior de 2011 al ganar los títulos de individual y dobles del Abierto de Australia, y alcanzar la final del US Open en esta categoría. Ya en el circuito ATP llegó a ser el 35 del mundo, y estuvo en los octavos de final de Wimbledon en 2016, edición en la que cayó precisamente ante Berdych.

También está en octavos Juan Martín del Potro, que al igual que Nadal sigue sin ceder un set. El argentino superó a Benoit Paire por 6-4, 7-6 (4) y 6-3.

Otro que prosigue su andadura sobre la hierba de Wimbledon es Milos Raonic, que pudo finalizar su partido contra Denis Novak , suspendido el viernes por falta de luz, y en el que se impuso por 7-6 (5), 4-6, 7-5 y 6-2.

Y en uno de los partidos más emocionantes de la jornada, Novak Djokovic remontó ante el local Kyle Edmund.

El serbio necesitó dos horas y 54 minutos para superar a su rival por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-4, después de generar 17 oportunidades de quiebre, aunque sólo pudo cristalizar cuatro. Por eso, el duelo se le complicó más de lo esperado.

No fue un partido plácido para Djokovic en ningún sentido. De hecho, el público le recriminó en varias ocasiones que se demorase botando una y otra vez la pelota antes de sacar. Hasta que no aguantó más y se llevó la mano al oído como si escuchara a la gente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios