Deportes

Nadal y Gasquet desempolvan un viejo duelo sobre la arcilla

  • Rivales desde la adolescencia, el balear ganó las 15 veces que se midieron de profesionales

Nadal, en un partido en París. Nadal, en un partido en París.

Nadal, en un partido en París. / yoan valat / efe

"él era un poquito mejor", admitió Rafael Nadal el jueves cuando le preguntaron por el francés Richard Gasquet, su rival hoy por un lugar en los octavos de final del Abierto de Francia.

El español hablaba, claro, con profundo conocimiento de causa. La historia de ambos es tan conocida como paradójica. Nacidos los dos en junio de 1986, con apenas 15 días de diferencia, Gasquet despuntaba en las categorías menores, cuando venció por única vez a Nadal. Fue en el torneo Les Petites As. Tenían 13 años. Desde entonces, sin embargo, el español ganó las 15 veces que se enfrentaron. Al margen de aquellos inicios comunes, no quedan muchos puntos de comparación hoy, cuando los dos cumplirán 32 años en unos días.

Mientras uno ganó 16 Grand Slam, el otro apenas llegó a tres semifinales. Si Nadal es uno de los mejores de todos los tiempos, el más grande en arcilla, Gasquet -calificado alguna vez como el Mozart del tenis- es una promesa incumplida.

En esa medida, un partido en particular ejemplifica la separación de los caminos. Fue en 2005, en la tercera ronda de Roland Garros, cuando Gasquet y Nadal todavía tenían todo por hacer.

El público francés, sin un campeón local desde Yannick Noah en 1983, ponía sus esperanzas en el nacido en Béziers y su bello revés cruzado. Pero Nadal ya era demasiado: ganó 6-4, 6-3 y 6-2 y puso rumbo al primero de sus diez títulos en París. Gasquet, de su lado, tendría que esperar más de diez años para superar la cuarta ronda, cuando llegó a cuartos en 2016.

En adelante, Nadal no sólo siempre venció a Gasquet, sino que además casi nunca le cedió un set. La estadística es demoledora: el francés tiene diez años sin poder ganarle un parcial al número uno del mundo.

"Después del partido, estaba con mi padre en ese momento, y le dije que iba a ganar y que probablemente iba a ganar varios Grand Slam, porque era increíble", recordó el francés. A Gasquet le parece simpática la comparación, aunque la realidad hizo que pronto fuera efímera. "La comparación no duró tanto. A los 13 o a los 14, sí. Pero los años pasaron y supe rápidamente que la comparación iba a ser difícil", dijo el francés, sonriente y resignado. "Pero al menos me habrán comparado con él", señaló Gasquet, que no ahorrará ningún esfuerzo para buscar una primera victoria ante su rival de la adolescencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios