tenis master 1.000 de cincinnati

La Muguruza más voraz

  • La hispano-venezolana arrolla a Halep en 56 minutos y vence en Ohio

Garbiñe Muguruza posa sonriente junto a Simona Halep, tras vencer a la rumana en la final de Cincinnati. Garbiñe Muguruza posa sonriente junto a Simona Halep, tras vencer a la rumana en la final de Cincinnati.

Garbiñe Muguruza posa sonriente junto a Simona Halep, tras vencer a la rumana en la final de Cincinnati. / TANNEN MAURY / efe

Garbiñe Muguruza, cuarta cabeza de serie, confirmó el gran momento de juego por el que atraviesa al proclamarse nueva campeona del Master 1.000 de Cincinnati tras vencer en la final por un arrollador 6-1 y 6-0 a Simona Halep, segunda favorita. La hispano-venezolana apenas necesitó 56 minutos para ganar su segundo título del año.

La campeona de Roland Garros en 2016 y Wimblendon en 2017, dio toda una exhibición para colocarse por primera vez esta temporada líder de la clasificación para llegar a las Finales de Singapur.

La victoria de Muguruza ante Halep impidió a la tenista rumana ser la nueva número uno , puesto que continuará en poder de la checa Karolina Pliskova, a la que también venció la nueva campeona del torneo en el partido de semifinales (6-3 y 6-2). Muguruza, así, se posiciona como una de las favoritas para el Open de Estados Unidos que arranca el lunes 28.

El partido por el título en Cincinnati no tuvo más historia que ver como Muguruza mantuvo su gran nivel en todas las facetas del juego e impidió a Halep que pudiese utilizar sus mejores golpes.

La de Caracas comenzó imparable al ganar fácil el primer juego en el que tuvo el saque y ya en el segundo lograba el primer break con una derecha por toda la línea y subida a la red sin que Halep pudiese pasar la pelota.

La campeona de Wimbledon siguió perfecta para el 3-0 al ponerse con ventaja de 40-15 y un revés pegado a la línea cerró el juego, mientras llegaba a todas las pelotas cortas que le ponía Halep, que no conseguía darle consistencia a su tenis desde el fondo de la pista.

Halep se recuperó en el cuarto juego al cambiar la estrategia de mover a Muguruza a ambos lados de la pista y aunque todavía no pudo colocar bien su mejores golpes mantuvo el saque para el 3-1.

Muguruza no cambió su estrategia de tenis agresivo y tras mantener su saque en el quinto juego se lo volvió a romper a Halep en el sexto después de superar un 40-15, lo que dio un sorpresivo 5-1 para asegurar la manga con su servicio en apenas 23 minutos.

La campeona de Wimbledon estaba imparable y mantuvo el mismo ritmo y agresividad en el segundo set como lo demostró el haber conseguido de inmediato el break, tercero del partido.

Ahí acabó todo para Halep, que se dio cuenta de que estaba ante una rival llena de inspiración, para ver como no cedía su saque y en el tercero le volvía a romper el saque para colocarse con 3-0.

Luego llegó el cuarto, el único en todo el partido que Muguruza no hizo su mejor tenis, pero su espíritu de lucha y confianza le hicieron encontrar la manera de no permitir que Halep, cada vez más frustrada, pudiese hacerle el break, tras 13 minutos de acción.

La rumana no pudo disimular su frustración al ver que nada podía hacer por cambiar la historia de un partido que de haberlo ganado la hubiese colocado como la nueva número uno del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios