Fútbol l Primera Andaluza

Mori reitera su inocencia y dice estar viviendo "una pesadilla"

  • El delegado del Barbate, castigado un año, afirma que el acta del colegiado miente

Los incidentes ocurridos en el descanso del Barbate-Chiclana del pasado 2 de marzo, que han desembocado en una inhabilitación de 1 año y multa de 432 euros para Antonio Martínez Mori, delegado del cuadro barbateño, continúan coleando todavía. Mori asegura que el colegiado Montané Rodríguez -que suspendió el choque en el descanso- ha mentido en el acta y que fue él quien le agredió y no al revés, como ha reflejado el árbitro.

Ni siquiera un escrito del equipo contrario aquel día, el Chiclana, desmintiendo lo redactado por Montané Rodríguez en su acta, ha convencido al comité.

Diario de Cádiz habló ayer con Mori, quien confeso estar "alucinado" con la sanción. "Estoy como metido dentro de una pesadilla, esto es peor que la Inquisición. No se puede tolerar que encubran a un colegiado que es reincidente en este tipo de hechos, que sólo tengan en cuenta lo que escribe en su acta, sin investigar acerca de las alegaciones que hemos hecho al respecto, apoyadas además por otros equipos de la categoría. Lo que el árbitro redactó en el acta, que además lo hizo en su casa, es una sarta de mentiras que sólo se las cree el comité de competición".

El Barbate, además, ha sido castigado con la pérdida de un punto, algo que para Mori es injusto. "En todo caso, el incidente fue entre el colegiado y yo, por lo que el equipo no debe ser sancionado. Lo considero aberrante para un equipo que está luchando lo indecible para salvar la categoría y que en ese partido tuvo un comportamiento excepcional, entre otras cosas, porque el partido fue totalmente limpio, sólo mostró una cartulina amarilla en el primer tiempo a Wilo por protestar y nadie le recriminó nada al colegiado en ese periodo".

Mori ha recibido apoyos de otros clubes. "Me han llamado todos los equipos de la categoría, dándome ánimos y creyendo mi versión, porque en Barbate ningún equipo ha tenido problemas esta temporada y en lo personal, puedo enseñar muchas cartas de colegiados que han pasado por el Municipal de Deportes y que me han expresado su agradecimiento por el comportamiento y otros detalles mostrados. Al menos se podían esmerar en comprobar qué ocurrió exactamente".

Al preguntarle si el Barbate ha recurrido la sanción indicó que "sí, hemos mandado el recurso a través de nuestro abogado pero las esperanzas de que sirvan para algo, sinceramente, son pocas, porque el comité se cierne en lo redactado por el colegiado en el acta".

Para finalizar Mori, aludió a los "ánimos recibidos por toda la plantilla, porque lo estoy pasando muy mal. Te puedo decir que el domingo en el partido ante el Conil estaba como sonámbulo, sin creerme que no podía estar como delegado de mi equipo. Te puedo decir que me despierto por las noches pensando en la sanción mía y en la del equipo, porque es una injusticia a todas luces y nos vemos impotentes para demostrarlo. Si no nos unimos los equipos esto seguirá ocurriendo y hoy nos ha tocado a nosotros y mañana le tocará a otro, mientras que el colegiado haga lo que haga, si no se graba con cámara de televisión o vídeo, dirá lo que le venga en gana y el comité se lo creerá. Es lamentable. Estoy viviendo un infierno por una injusticia", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios