Deportes

Messi: "Si no somos campeones del mundo tendremos que dejar la selección argentina"

  • El líder de la Albiceleste sueña con llegar a la final y ganarla, pero cree que a él y a los de su generación no les "quedará otra" si no acaban campeones.

Messi, con el balón oficial del Mundial de Rusia Messi, con el balón oficial del Mundial de Rusia

Messi, con el balón oficial del Mundial de Rusia / efe

El capitán de la selección argentina, Lionel Messi, aseguró que su "sueño de siempre" es ganar un Mundial y que espera que el de Rusia sea un "gran" torneo para la Albiceleste. "Les digo que no es fácil, porque ganar un Mundial no pasa siempre y por más que podés llegar a hacer todo bien, así y todo no conseguirlo, como nos pasó en 2014, que creo que hicimos prácticamente todo bien y no se nos dio", dijo el delantero del Barcelona en una entrevista con el canal argentino América TV.

Consultado por cómo imagina la final de la cita mundialista, Messi fue tajante. "Lo que me imagino siempre. Poder estar en esa final, poder ganarla, levantar la copa. Es un sueño de siempre y cada vez que llega un Mundial se hace más fuerte todavía. Por eso también el llanto de 2014. Sabemos la dificultad que tiene ganar un Mundial y quedarnos tan cerquita fue doloroso", remarcó, y deseó que "ojalá sea (el de Rusia) un gran mundial" para su país. "Vamos con mucha ilusión y ganas de poder conseguirlo y llevar la copa para Argentina. Dios quiera que nos ayude y así sea", confió.

Messi dejó la puerta abierta a que, si la Albiceleste no gana, él y otros compañeros de su generación decidan no volver a disputar un Mundial. "Es un poco lo que sentimos toda esta camada que viene jugando el último tiempo. Es un poco lo que nos hizo sentir la gente. Parece ser que el haber llegado a tres finales (dos de la Copa América y una del Mundial) no sirve de nada", lamentó. "Obviamente, dependemos de los resultados lamentablemente y por eso el pensamiento de todo este grupo, que llegó a tres finales, que lamentablemente no pudimos ganar", añadió.

En el mismo sentido, recordó que "se dijeron muchísimas cosas" de él y sus compañeros. "Y pensamos que si no somos campeones se va a venir mucho más todavía y no nos va a quedar otra. Por eso creo que es el mensaje que da esta camada de jugadores, por lo que me hicieron sentir", consideró.

Respecto a las críticas por haber llegado a tres finales y no haber ganado, Messi aseveró que se deben a "una parte del periodismo deportivo que hizo que la gente compre eso y que hoy la gente piense de esa manera". "Son pocos los que hablan mal de la selección y de los jugadores, pero es un poco lo que sentimos, ojalá no sea así, ojalá nos vaya espectacular y podamos seguir disfrutando de la selección y de toda esta competición", agregó."En cualquier parte del mundo están esperando que Argentina sea campeón y que a mí se me dé", añadió.

"Al final es un juego, todos queremos ganar y ser campeones y ser los mejores, pero a veces no se puede, el fútbol está lleno de sorpresas, un deporte donde pasan muchísimas cosas y donde no siempre gana el mejor. Ya aprendí a convivir con eso y a saber que no siempre se puede ganar y que una vez que se termina eso hay otras cosas", subrayó.

Respecto a cómo se imagina su vida cuando deje el fútbol, el capitán albiceleste reconoció que será "difícil" la adaptación. "Es muy difícil pensar en no hacer lo que estás haciendo hoy. No sé que voy a hacer ni dónde vamos a estar ni vivir. Me gustaría hacer y vivir lo que hoy no puedo hacer por la profesión y día a día que tengo, que no permite hacer muchísimas cosas que me gustaría", señaló."Pero no sé dónde va a ser, si acá en Barcelona, si en Rosario (su ciudad natal)... No sé qué voy a hacer realmente", dijo.

Con 30 años, reconoce su evolución en el campo de juego. "Uno va creciendo y va aprendiendo cosas dentro de la cancha. Antes por ahí agarraba la pelota y hacía mi jugada, hoy intento hacer jugar más al equipo, que pase más la pelota por mí y no ser tan egoísta cerca del área, buscar siempre una mejor opción. Pero creo que sigo corriendo igual que lo hice siempre, pero de diferente manera", indicó. De su país reconoció que la inseguridad ciudadana es lo que más le preocupa. "Que te maten por un reloj, una bicicleta o una moto. Robos hay en todos lados del mundo, pero ya ni poder salir a caminar porque tenés que estar pendiente de que te puedan robar o pasará algo más es una locura", señaló, convencido de que los argentinos cuando han pasado "necesidades" y se han juntado, han conseguido "cosas grandiosas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios