Deportes

Mere, técnico previsor

  • Aviso del entrenador del Cádiz B: "Si nos relajamos, nos convertimos en un equipo más de la categoría"

Poco tiempo le duró la pérdida del liderato del grupo I de División de Honor Andaluza a un Cádiz B que está demostrando un poderío enorme en este esperanzador principio de campaña. Los dos puntos cedidos en campo del Viso la jornada anterior, después de perder inesperadamente una renta de dos tantos, provocaron que al frente de la clasificación se quedara el Ciudad de Lucena, pero siete días después cambiaron las tornas y el protagonista del pinchazo fue el conjunto cordobés. La consecuencia del mismo consistió en el regreso inmediato a la cabeza de la tabla de los jóvenes pupilos de Mere, que horas antes habían dado cuenta de una Roteña que llegó a poner en peligro el triunfo local durante un segundo periodo que fue complicando la tarea.

El entrenador de los amarillos, sin duda influenciado en buena manera por el letargo en que cayeron sus jugadores en el feudo del Viso, introdujo varias novedades en la alineación titular, algo inhabitual visto el rendimiento general que está ofreciendo la escuadra cadista. Mere considera sobre ese asunto que "siempre intento alinear a los que están mejor porque pienso que eso es beneficioso para el equipo. En eso es en lo que me basé para presentar esa alineación algo novedosa respecto a las utilizadas anteriormente. Hago todo lo posible por mantener ese criterio aunque se queden en el banquillo jugadores que habitualmente suelen actuar como titulares. En realidad existe un nivel muy parejo en esta plantilla y es muy importante que participen todos sus miembros".

La primera parte del choque más reciente, el ganado a la Roteña por 3-1 en las instalaciones del Meadero de la Reina, resultó más que convincente antes de que tras el intermedio se pasaran ciertos apuros para amarrar tres puntos de indudable importancia. El técnico portuense da su versión de lo acaecido el domingo: "Ellos salieron replegados y nos concedieron el balón, lo cual aprovechamos nosotros para hacer las cosas bien tanto en defensa como en ataque. Tras encajar el 2-0 cambiaron radicalmente y pasaron a practicar un fútbol más difícil de contrarrestar, con presión arriba y juego directo".

Los problemas se acrecentaron en la segunda mitad y así lo reconoce Mere: "Tras jugar con mucho sentido en el primer tiempo, creando muchas ocasiones muy claras, en el arranque del segundo pasó lo que temíamos, sus acciones a balón parado, en las que ellos son muy buenos. En esos momentos nos faltó tranquilidad con el balón en los pies y empezaron a crearse situaciones de contragolpe, convirtiéndose en un partido de ida y vuelta que quizá no nos interesaba".

Total, que el Cádiz B lo pasó mal para acabar por delante en el marcador, sobre lo cual su entrenador comenta lo siguiente: "Era normal que se sufriera, pero el equipo supo sufrir. Ojalá pudiéramos ganar todas las jornadas como el día del Pinzón, pero esa no es la realidad del fútbol. Solo somos un equipo de División de Honor Andaluza y si nos relajamos nos convertimos en un equipo más de la categoría. Los buenos resultados han llegado por ahora gracias a la actitud y eso es algo que no debemos olvidar de cara al futuro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios