motociclismo gran premio de aragón

Márquez marca territorio

  • El piloto de Honda logra su tercer triunfo consecutivo, el sexto del curso, y se afianza en el liderato

  • El conileño Marcos Ramírez, quinto en Moto3

Marc Márquez celebra con rabia la conquista del Gran Premio de Aragón en el podio. Marc Márquez celebra con rabia la conquista del Gran Premio de Aragón en el podio.

Marc Márquez celebra con rabia la conquista del Gran Premio de Aragón en el podio. / javier cebollada / efe

Marc Márquez (Repsol Honda) marcó territorio en el Gran Premio de Aragón de MotoGP al sumar su sexta victoria de la temporada y la tercera consecutiva, con la que incrementa su ventaja al frente de la clasificación hasta los 72 puntos.

El piloto de Repsol Honda, que inauguró su primera curva el pasado jueves, tenía ganas de ganar a las Ducati y lo hizo de la mejor manera posible, convenciendo, si bien es cierto que éste de Motorland Aragón es un trazado muy favorable a sus características de pilotaje, con más curvas a izquierdas que a derechas y en donde ya ha ganado los tres últimos años de manera consecutiva camino del que será en 2018 su quinto título mundial de MotoGP.

Primera apurada de frenada del circuito y primera noticia de la carrera de MotoGP, al volar por los aires Jorge Lorenzo (Ducati), que había sido el más rápido de entrenamientos, en tanto que por dentro era Márquez el que se ponía de manera efímera líder.

Apenas unos metros más tarde, mientras que a Lorenzo se lo llevaban las asistencias médicas del circuito en camilla tras verlo renqueante al caminar, su compañero, Andrea Dovizioso se ponía líder, por delante de Márquez.

Más atrás, otro de los focos de atención se centró en Valentino Rossi (Yamaha), quien desde el decimoctavo puesto ascendió cinco posiciones en la primera vuelta y otras dos en la siguiente, mientras que su compañero de equipo Maverick Viñales era todo lo contrario, desde la undécima posición perdió varios puestos.

Dovizioso y Márquez marcaron sendas vueltas rápidas en el segundo giro, en el mismo que la carrera perdió a otros de sus protagonistas, igualmente por caída, Álvaro Bautista (Ducati) y Cal Crutchlow (Honda), y poco antes de que Álex Rins superase a su propio compañero en Suzuki para colocarse tercero.

Poco a poco se fueron definiendo las posiciones pero al frente de la carrera se mantuvo Dovizioso, sin despegarse de Márquez, a quien se unió Rins y, por detrás, Iannone se las vio con Pedrosa.

Así transcurrieron numerosas vueltas, con un férreo control de las posiciones por cada uno de los protagonistas, entre los que en esta ocasión destacó Aleix Espargaró, que colocó su Aprilia RS-GP entre las mejores.

La decimocuarta vuelta fue el primer punto de inflexión de la carrera, cuando Márquez decidió superar por el interior de la curva doce a Dovizioso quien, sin éxito, intentó mantener la primera plaza.

Con el de Cervera otra vez delante, volvió a cambiar el ritmo de carrera y los dos pilotos de cabeza se enzarzaron en una pelea de adelantamientos que los permitió destacarse de sus perseguidores, aunque no por demasiado tiempo.

Dovizioso, que eligió los compuestos de neumáticos duros en ambos ejes, apenas tardó un par de vueltas en volver a situarse líder, pero Márquez -duro delante y blando detrás- se convirtió en su auténtica sombra y los dos pilotos de Suzuki se engancharon a esa pelea, en la que incluso Iannone intentó en una primera ocasión superar al de Repsol Honda.

Con menos de cuatro vueltas para el final el rifirrafe de adelantamientos entre Márquez y Dovizioso resultó espectacular, sin concesiones, pero con el español delante cerrando todos los huecos a su rival, devolviendo todos los adelantamientos y, en la última vuelta, apurando al máximo la pista para garantizarse un triunfo que deseaba más que nadie. Tras él en el podio, Dovizioso y Iannone.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios