Deportes

Marea roja en Madrid para celebrar la Eurocopa

  • Pepe Reina vuelve a ser el maestro de ceremonias en una animada fiesta en Cibeles ante miles de asistentes.

Comentarios 20

El portero del Liverpool Pepe Reina volvió a ser el maestro de ceremonias de la selección española, que celebró en la madrileña plaza de Cibeles el título de la Eurocopa conseguido el domingo en el Olímpico de Kiev al vencer (4-0) en la final del campeonato a Italia. Después de varias horas de espera, los jugadores y cuerpo técnico de la selección llegaron a la plaza, abarrotada de público, que les esperaba con los cánticos de "Campeones, campeones". La afición invadió no sólo la céntrica plaza, sino también las calles adyacentes, y entre los asistentes se pudo ver a la infanta Elena.

Las actuaciones de Estopa y de David Bisbal, que cantó la canción Sube la mano y grita gol, fueron el prolegómeno de uno de los momentos más esperados de la noche: la actuación Pepe Reina. El guardameta cordobés tiró de su habitual desparpajo y fue presentando, uno a uno, a los 23 componentes de la selección que consiguió la tercera Eurocopa (1964, 2008 y 2012) de la historia de España.

El portero, que tuvo palabras de agradecimiento para todos los aficionados que han viajado a Ucrania y Polonia durante el campeonato, calificó al combinado español como "un equipo de leyenda" porque, "lo que han conseguido, no lo ha hecho nunca nadie en el mundo del fútbol".

Los más vitoreados por la afición que llenó la plaza de Cibeles fueron los madridistas Xabi Alonso e Íker Casillas, aunque la hinchada no escatimó elogios para el resto de componentes de la selección. El capitán de la selección, el madridista Íker Casillas, se mostró orgulloso de "capitanear una selección de grandísimos jugadores y grandísimas personas". "Es el mayor de los placeres dar una alegría a la afición por ganar una Eurocopa, va por vosotros", finalizó.

Uno de los momentos más emotivos de la celebración fue cuando Andrés Iniesta, elegido mejor jugador de la Eurocopa, recibió los elogios de Reina, quién le calificó como "el hombre al que quiere toda España". El centrocampista del Barcelona se acordó de los "momentos difíciles" por los que atraviesa el país, y reconoció que es "un orgullo ver las caras felices" de los aficionados. El manchego terminó con un contundente grito de "Viva España y viva Fuentealbilla", en referencia a su pueblo natal de Albacete.

Sergio Ramos, el defensa del Real Madrid, fue otro de los que recibió grandes elogios del portero, que calificó al sevillano como "el mejor central del mundo", ya que "lo tiene todo".

Fernando Torres, máximo goleador del torneo con tres tantos, fue otro de los grandes protagonistas de la noche, ya que fue a uno de los que más se le vio disfrutar sobre el escenario y para el que Reina dedicó unas bonitas palabras: "con 'el Niño' empezó todo hace cuatro años (su gol en la final permitió a España vencer a Alemania y romper una sequía de títulos que duraba 44 años) y lo cerró con una asistencia a Juan Mata para lograr el triplete".

La anécdota la protagonizó Sergio Ramos, que tomó el micrófono en los instantes finales de la celebración para presentar al guardameta Pepe Reina, del que dijo que tiene "un arte y salero increíbles", y todos los futbolistas le "quieren".

Un día intenso

La victoria por 4-0 frente a Italia en la final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania dio inicio a una celebración que comenzó en el estadio Olímpico de Kiev (Ucrania), siguió en un restaurante de la capital ucraniana y terminó hoy en la madrileña Plaza de La Cibeles. Después de una noche larga de domingo de celebraciones, la expedición española tomó un vuelo desde Kiev, destino Madrid, minutos antes de las doce mañana de este lunes.

Con algo de retraso sobre el horario previsto, la expedición tocó suelo español a las 15:40 con el aterrizaje en el aeropuerto de Madrid-Barajas. El portero y capitán de la selección Íker Casillas fue el primero en salir del avión portando la Copa junto con el seleccionador Vicente Del Bosque. Del aeropuerto los integrantes de la expedición marcharon al hotel Barajas para poder descansar unos minutos antes de partir hacía el Palacio de La Zarzuela, dónde estuvieron alrededor de una hora reunidos con Su Majestad el Rey Juan Carlos. El Monarca les quiso mostrar sus felicitaciones en persona. Finalizado el acto oficial, los integrantes de la selección española se montaron en un autobús descapotable, que partió a las 19 horas de la plaza de Moncloa.

El autobús inició su recorrido ante una verdadera masa humana, que siguió por la calle Princesa, atravesó la Plaza de España y recorrió una atestada Gran Vía antes de llegar a las 21:25 a la fuente de La Cibeles, que ya se encontraba desde varias horas antes llena de aficionados y donde empezó el espectáculo de Pepe Reina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios