Deportes

Lores acusa al Ayuntamiento

  • El ex presidente del Portuense afirma que habría saneado la entidad con una luz verde del equipo de gobierno a su proyecto El empresario cree que la afición debió luchar más

El ex presidente del Racing, Manuel Lores, culpa al equipo de gobierno portuense de la situación por la que atraviesa el club, descendido a Primera Andaluza tras incurrir en incomparecencia en los dos primeros encuentros ligueros de Tercera, sumido en la inexistencia a efectos prácticos (que no jurídicos) y acuciado por una deuda que supera los dos millones de euros.

Lores, que dimitió como presidente en diciembre del pasado 2008, asegura que "si el Ayuntamiento hubiese cooperado en la medida de lo posible las cosas habrían sucedido de otra manera".

El empresario señala que su deseo consistía en que los terrenos del José del Cuvillo se pusieran a nombre del Racing Portuense en lugar de figurar al de la sociedad municipal Impulsa El Puerto. Lores acusa al alcalde, el popular Enrique Moresco, de autorizar que el Ayuntamiento permutara con Impulsa los 46.000 metros cuadrados del Cuvillo "a cambio de un solar en la antigua pescadería y de construir un puente sobre el río Guadalete que no sirve para nada y que, al igual que el aeropuerto de Castellón, no produce rentabilidad alguna".

El ex mandatario rojiblanco, quien, en cualquier caso, reconoce que "quizá yo sea uno de los culpables de la situación del club, cuya posible desaparición me duele muchísimo", insiste en que él personalmente se habría hecho cargo de las deudas si el ejecutivo local hubiese dado luz verde a su proyecto de centro de ocio, una idea que le nació tras observar un complejo en Houston y que habría permitido la creación de numerosos puestos de trabajo y el mantenimiento de la entidad en Segunda División A merced a una iniciativa que se habría elevado como la mayor de su género en la provincia.

"Cuando Patricia Ybarra detentaba la concejalía de Urbanismo firmó un convenio de intenciones a mi favor que al final quedó en nada, ya que el Ayuntamiento decidió ceder los terrenos a Impulsa a cambio no sé de qué", explica Lores, quien recuerda las reuniones mantenidas con el propio alcalde y con responsables de la citada sociedad municipal para intentar dar cuerpo a su iniciativa empresarial, una idea que hubiese posibilitado disfrutar del fútbol incluso sin pasar por taquilla, ya que bastaría encontrarse dentro de una infraestructura comercial que gozaría de discotecas, joyerías, boleras, restaurantes y tiendas de todo tipo, entre otros alicientes.

"Mi idea consistía en que el club tuviese asegurada su financiación aunque las taquillas resultaran escasas. Todo cambia y hoy en día el fútbol se ve obligado a buscar otros ingresos distintos a los del taquillaje, que normalmente sólo alcanzan a pagar los gastos del trío abritral", indicó el empresario.

Manuel Lores, quien advierte que "no me gustaría herir los sentimientos de los verdaderos racinguistas", recuerda que durante su gestión "di momentos de gloria al fútbol", en referencia a logros deportivos como el retorno a Segunda B, la disputa del play off por el ascenso a la categoría de plata (el club fue eliminado por el Rayo Vallecano) o el duelo copero contra el Valencia.

El empresario mostró cierta decepción por la respuesta de los aficionados al estimar que "la hinchada debería haber peleado un poco más por la supervivencia del Racing", sin olvidar algunas consideraciones sobre las infraestructuras del José del Cuvillo. Lores cree que el estadio "se encuentra casi en ruinas, con una estructura en mal estado, de forma que el día menos pensado se va a registrar un accidente".

Con todo, el que fuera presidente del Portuense estima que, aunque la entidad se encuentre en coma, "el coma supone un estado del que se puede salir, porque Impulsa no se va a llevar el activo del Racing".

El empresario, que define su momento actual como un periodo "en el que gozo de salud, el mismo ánimo de antes y un poco más de conocimiento, porque lo que he vivido en El Puerto te enseña", asevera desde su casa de Marbella que no ha perdido la ilusión por invertir en su ciudad natal, aunque pronostica que dicha apuesta "es difícil mientras se mantenga el actual equipo de gobierno, pues los regidores que tiene la ciudad carecen de visión de futuro, no ven más allá de dos metros", si bien acto seguido pronostica que "nada es eterno, la democracia existe y no creo que al ejecutivo portuense le quede mucho".

Lores cree que Enrique Moresco "ha hecho bueno a Hernán Díaz Cortés, pues el que fuera alcalde independiente era más fiel a sus convicciones" y enfatiza que "el Ayuntamiento es el mayor culpable de la situación por la que atraviesa el Racing".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios