Deportes

La Línea que separa a David de Goliat

  • El Cádiz visita a la Balona con el firme propósito de volver a ganar y agradar · Javi Gracia sorprende al no convocar a Fran Cortés, que parecía con muchas opciones de ser titular

El Cádiz cierra un año que ha sido nefasto en su primera mitad por culpa del descenso menos esperado y más cruel que se recuerda. El segundo semestre, en Segunda División B, ha dado paso a un equipo que intenta recuperar prestigio y las señas de identidad que un día le permitieron llegar a Primera División casi sin hacer ruido y sin fichajes deslumbrantes, todo lo contrario de lo que pasó en las dos últimas temporadas.

Viviendo el presente, el Cádiz de la categoría bronce despide 2008 enfrentándose al último de la fila que no por ello es el rival más débil. Los amarillos llevan toda la semana aferrándose a mensajes de respeto hacia una Balona que ven con potencial para salir pronto de la última posición. Empezando por el entrenador, Javi Gracia, y pasando por toda la plantilla, se ha hecho mucho hincapié en la mejoría de los linenses desde la llegada de Gabriel Navarro Baby. Es por ello que se asume la dificultad que presentará uno de los derbis gaditanos donde se respira un ambiente más sano.

El último entrenamiento del conjunto cadista dio paso ayer a una sorpresa mayúscula, ya que el entrenador dejó fuera de la convocatoria a Fran Cortés cuando el canterano apuntaba a tener opciones para jugar de inicio hoy en La Línea. El centrocampista se queda sin viajar y su lugar en la lista lo ocupa Bezares, que tendrá la oportunidad de enfrentarse al equipo que le vio nacer como jugador.

La semana ha sido extensa e intensa en cuanto a los comentarios y la necesidad de que Javi Gracia varíe el once para buscar el equilibrio y la chispa que parece haber perdido su equipo en las dos últimas jornadas. Hubo lugar a todo tipo de conjeturas sobre los candidatos a entrar y a salir del once. Fran Cortés, a priori, estaba bien situado para ocupar la banda izquierda si al final el técnico hubiera optado por dar descanso a Juanma, un jugador cuyo rendimiento actual dista un mundo del ofrecido en las primeras semanas de competición. Pero el gaditano no tendrá minutos en el Municipal linense porque no ha sido incluido en la lista de elegidos. Ha pasado de estar en muchas quinielas para jugar de inicio, a tener que seguir el partido a través de la radio. Una decepción grande que el futbolista debe encajar con calma para no hacer o decir algo de lo que luego pueda arrepentirse.

Después del inesperado descarte de Fran Cortés, pierde fuerza la posibilidad de que Gracia realice los cambios más comentados en los últimos días. En el entrenamiento de ayer sólo dejó algunas pistas en el trabajo en torno a la estrategia, en la que parece que Juanma va a tener un papel importante, lo que aventura su titularidad. Quizá dejó más dudas en la banda contraria, la derecha, porque probó con Enrique y López Silva, si bien es posible que repita el extremeño apelando a que el técnico es poco dado a los cambios.

En cuanto al resto del equipo titular, con la convocatoria facilitada ayer, es previsible que sea el mismo que empató ante el Jaén, repitiendo forzosamente David García como lateral zurdo ante la baja por lesión de Raúl López. La columna vertebral, Fragoso-Fleurquin-Carlos Caballero, será la encargada de marcar los tiempos del partido.

El equipo amarillo llega al choque con el objetivo de sumar los tres puntos, pero también con cierta obligación por volver a agradar con su juego para ser el equipo convincente y completo que más veces se ha visto en esta primera vuelta que está a punto de finalizar. El cartel de conjunto favorito con el que carga el Cádiz esta temporada le obliga a ganar y a dejar el mejor sabor de boca posible. El hecho de contar con una de las plantillas más caras y completas conlleva que la exigencia sea enorme dentro del grupo IV de Segunda B.

Echando mano de los datos clasificatorios después de 17 jornadas de Liga, hay que apuntar que se enfrenta el segundo máximo goleador en casa de los últimos siete clasificados, la Balona, contra el equipo que más veces ha llevado el balón al fondo de la portería rival como visitante. Esto, traducido a un duelo entre ambos conjuntos, hace pensar en un juego abierto y con claro talante ofensivo, y, con ello, en la posibilidad de que se registren muchos goles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios