Deportes

Laporta no ve definitivo el partido Madrid-Barcelona en el Bernabéu

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, aseguró ayer que no cree que el partido que el Barça debe jugar en el Bernabeu ante el Real Madrid el próximo mes "sea definitivo" para la resolución del campeonato liguero.

Antes de partir hacia Ruanda, donde el club ha financiado diferentes proyectos humanitarios, Laporta destacó el gran nivel del campeonato español, "una liga muy competida" en la que "los dos equipos están a un gran nivel y la competición está realmente entretenida".

"Ya se verá lo importante que es el partido. Si ambos equipos aguantamos este ritmo, se puede llegar al Bernabéu con esta diferencia -2 puntos a favor del Barça en la actualidad- y puede ser un partido muy interesante. Pero antes quizá pasará algún resultado y el partido del Bernabéu no será definitivo", opinó Laporta.

El equipo blanco juega el sábado contra el Sevilla en duelo que presenta interesante. El Real Madrid se ejercitó ayer por segunda vez esta semana, y lo siguió haciendo bajo mínimos, puesto que a los jugadores disponibles se unió Mahamadou Diarra, que recuperado de unas molestias volvió con el grupo para disputar un partido frente al filial, y Kaká, que lo hizo en solitario tras regresar del encuentro que el día anterior jugó con la selección brasileña.

Manuel Pellegrini dirigió una sesión en la que destacó la presencia del jugador malí, que después de su ausencia en el último entrenamiento con algunas molestias volvió con el grupo para ejercitarse junto al resto de sus compañeros, entre los que no se encontraron ni los internacionales concentrados con sus selecciones, ni Benzema y Drenthe.

Tanto el francés como el holandés siguieron con su recuperación en el gimnasio, y sólo se dejaron ver por el césped de la Ciudad Deportiva de Valdebebas para participar en la charla inicial con el entrenador chileno.

A ellos les acompañó en el gimnasio el brasileño Marcelo, que después de realizar algunos ejercicios de calentamiento y toque de balón con sus compañeros se marchó a seguir entrenando a las instalaciones interiores.

Los jugadores disponibles disputaron un partido contra el equipo filial.

Mientras, el defensa sevillista advirtió ayer de que el Real Madrid "está muy bien, peleando con el Barcelona todas las jornadas", pero afirmó que su equipo está capacitado para ganar en el Bernabéu, ya que "nada es imposible".

Así, recordó que el Sevilla ganó el año pasado en Madrid y también en la primera vuelta en la capital andaluza, por lo que espera "cortar" la racha del único invicto como local, como ya hizo el Sevilla hace dos semanas con el Mallorca en Son Moix.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios