Almería b-cádiz

Injusta ración de carbón (1-0)

  • El Cádiz mejora su imagen frente al Almería B pero regresa a la senda de la derrota por no culminar sus llegadas. El árbitro anula un gol por fuera de juego de Villar en el minuto 72

Ni el nuevo técnico, cuyo efecto inicial ha sido tres puntos de nueve posibles, ni los nuevos fichajes ni 2013 ni los Reyes Magos ni nada. El Cádiz volvió a la senda de la derrota en el nuevo año, cayendo en Almería por un solitario gol de Joselu, que le mantiene en la zona de descenso y con el sueño de alcanzar las primeras plazas desvaneciéndose a marchas forzadas. 

 

El conjunto amarillo, que hizo un buen partido en líneas generales, solamente reaccionó a raíz del 1-0 y tuvo opciones de empate, sobre todo a pelota parada, pero ayer el esférico no quiso entrar y los de Raúl Agné regresaron de vacío hasta la capital gaditana. La conclusión es que al Cádiz le queda una semana menos para salir del pozo donde se encuentra inmerso sin mostrar la eficiencia necesaria para poder reaccionar.

 

Hay que apuntar que Raúl Agné sorprendió un poco con la alineación inicial, sobre todo porque renunció a dos piezas que parecían clave en el doble pivote, Fall e Indiano. El preparador aragonés optó por el debut de tres incorporaciones invernales en su primera alineación de 2013. Josete, Álex Granell y Roberto Peragón salieron de inicio en el Estadio Juegos del Mediterráneo, aunque el veterano delantero se lesionó en el tramo final del primer tiempo en una acción aislada que parece afectarle a una clavícula y posibilitó así el estreno de Joaquín Calderón, el cuarto fichaje invernal que Agné se llevó el sábado hasta Almería.

 

Los primeros diez minutos del partido fueron para los amarillos. El Cádiz salió con bastante intensidad, presionando en muchas zonas del terreno de juego y dominando a un Almería B que no encontraba su sitio en el regreso al campo grande tras su exilio al Anexo. Aún así, los de la capital gaditana no acababan de encontrar la profundidad necesaria como para poner en jaque a la retaguardia del filial, que está siendo, junto a la falta de puntería, otro de los males del equipo. 

 

Poco a poco se fueron desperezando los almerienses y prueba de ello es una acción superado el cuarto de hora. Cristóbal se marchó por banda izquierda y asistió al área para que Okoro, llegando desde atrás con potencia, rematara por encima del travesaño. Susto para el Cádiz que no tardó en replicar en una jugada a balón parado que Raúl Albentosa, solo en el punto de penalti, no tuvo la precisión necesaria como para rematar a gol cuando se encontraba en posición franca para establecer el cero a uno. El central cadista se está prodigando en este tipo de jugadas.

 

Amenazaban los de la Tacita de Plata desde la estrategia, aunque era el Almería B el que seguía llevando la iniciativa y el peso del partido. El conjunto de Francisco Rodríguez mandaba en el centro del campo, circulando con criterio ante un Cádiz privado del balón y que no encontraba recursos para arrebatarle el esférico a su oponente. La mejor ocasión del filial rojiblanco llegaría superada la media hora. Edgar cogió la espalda a la defensa amarilla por el flanco izquierdo, ganó la línea de fondo y realizó el pase de la muerte hacia atrás pero Cristóbal, en el corazón del área, no logró conectar con el esférico disparando al aire. Inmejorable oportunidad que se perdía con una pifia del atacante. Empate a claras ocasiones de gol pero el marcador permanecía inamovible y así se mantuvo hasta el tiempo de asueto. 

 

La segunda mitad fue de dominio almeriense, con ocasiones de gol desde los primeros minutos. Sebas, Cristóbal y Edgar pudieron haber adelantado a los propietarios del terreno de juego en los albores del segundo tiempo. El Almería B controlaba territorialmente pero el Cádiz no se resignaba al empate. 

 

En el minuto 70 se produjo la jugada curiosa del partido. Aulestia cogió el balón con la mano y lo plantó dispuesto a sacar de puerta, sin que el balón hubiera atravesado previamente la línea de fondo. López Puerta señaló libre indirecto en una acción más propia de infantiles. Con los once del Cádiz bajo palos, Cristóbal tocó para que Edgar estrellara su lanzamiento contra Aulestia, que desvió a saque de esquina. 

 

Dos minutos después hubo espacio para la polémica. En el 72', Juan Villar remató al fondo de las mallas una jugada embarullada en el área del Almería B, el colegiado consideró, a instancias de su asistente, que se encontraba en posición antirreglamentaria y anuló el 0-1.  La acción resultó muy protestada y, de alguna manera, sacó al conjunto amarillo del encuentro.

 

Sí que subiría al marcador el tanto de Joselu en el minuto 79, que sorteó a cuantos defensores le salieron al paso y batió a Aulestia picando el cuero por alto. El acoso cadista fue en aumento después del 1-0 y dispusieron los amarillos de opciones para empatar, sobre todo en jugadas de estrategia, pero la pelota no quiso entrar y los tres puntos se quedaron en el Juegos Mediterráneos. Una derrota que mantiene encendida todas las alarmas en un equipo que sigue sin reaccionar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios