colombia-inglaterra

Inglaterra, con emoción

  • Los ingleses superan a Colombia en la tanda de penaltis tras empatar en los 120 minutos

  • Yerry Mina lleva el duelo a la prórroga en el último suspiro

Los jugadores de Inglaterra celebran el pase a cuartos de final tras vencer en la tanda de penaltis. Los jugadores de Inglaterra celebran el pase a cuartos de final tras vencer en la tanda de penaltis.

Los jugadores de Inglaterra celebran el pase a cuartos de final tras vencer en la tanda de penaltis. / Facundo arrizabalaga / efe

Inglaterra espantó los fantasmas de su pasado más reciente al vencer a Colombia en la tanda de penales tras una montaña rusa de emociones que terminó con los pross clasificados a los cuartos de final del Mundial de Rusia.

Un cabezazo de Yerry Mina en el minuto 93 envió el partido a la prórroga después de que Harry Kane hubiera abierto el marcador en el Spartak Stadium con un penalti en el 57'.

Después de 30 minutos de prórroga, la fatídica definición por penaltis sonrió a Inglaterra, que hasta ayer nunca había podido celebrar en una serie de este tipo en un Mundial, con derrotas en las tres anteriores. Pese a que David Ospina detuvo el tercer disparo de los ingleses, Mateus Uribe mandó el suyo después al travesaño y Bacca se topó con el portero Pickford. Fue Eric Dier el que marcó el penalti decisivo, toda una liberación para su selección.

Fue una victoria de un valor psicológico incalculable para Inglaterra. No sólo se recompuso tras el mazazo de Mina, sino que celebró su primera victoria en la fase del KO de un gran torneo desde 2006.

Tras décadas de frustraciones, Inglaterra se colocó en una posición inmejorable para poder reeditar el título mundial de 1966, esa copa que ha sido pesada como una losa para todas las generaciones posteriores. Los pross se medirán el sábado en Samara en cuartos con Suecia y en semifinales esperarían Rusia o Croacia. Un camino que habría firmado cualquiera hace unas semanas.

Colombia e Inglaterra se trataron con enorme respeto desde el minuto uno. Los dos sabían que la virtud del otro era la velocidad en espacios abiertos. Y procuraron no perder ningún balón en zonas peligrosas y cerrar la defensa. Inglaterra, cuya plantilla al completo juega en la Premier League, fue la que más lo intentó en la primera mitad. Aunque su único tiro a puerta antes del descanso fue una falta escorada de Ashley Young en el minuto 6.

Hubo que esperar hasta el minuto 22 para ver a Colombia pisar el área de Inglaterra. Y hasta el descuento de la primera parte para ver el primer disparo a puerta de los de Pékerman. Fue Quintero, desde fuera del área y directo a las manos de Pickford.

Tras el descanso, el partido no ganó en fútbol. Davinson Sánchez salvó a Colombia en el 53' al desviar ligeramente un balón que iba directo a la cabeza de Maguire. Y en el córner siguiente llegó el penal de Carlos Sánchez a Kane. Lo agarró, lo atropelló y lo tiró al suelo. Y encima se quejó.

Johan Mojica pisoteó el punto de penalti para tratar de incomodar todo lo posible a Kane. Pero el capitán de Inglaterra no entiende de nervios ni de provocaciones y batió a Ospina

Mientras James estampaba su rostro en la mampara de vidrio que tenía en la grada tras el gol de Kane, Pékerman preparaba su primer cambio. No le quedaba otra al Profe: Bacca dentro y Lerma fuera. Delantero por centrocampista.

Un error de Walker estuvo a punto de costarle el empate a Inglaterra. Era el minuto 82 cuando dio un pase hacia atrás tan malo que entregó el balón a la delantera colombiana. El tiro de Cuadrado, para fastidio de la hinchada cafetera, se marchó muy alto.

Pero el guión tenía guardado lo mejor para el final. Minuto 93'. Colombia con pie y medio en la tumba. Subió hasta el portero a rematar un córner. Pero cabeceó el de siempre, un Yerry Mina que dejó el Mundial con tres goles de cabeza. El hombre de Colombia en Rusia.

Impulsada por el gol, Colombia entró más entera a la prórroga, mientras que Inglaterra acusó el golpe y anduvo grogui varios minutos. No obstante, las mejores ocasiones de la prórroga fueron para los de Southgate: un disparo de Danny Rose que se fue por un suspiro y un cabezazo de Dier en un córner. El centrocampista acabó redimiéndose con el penalti ganador. Adiós, Colombia. Adiós, fantasmas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios