Deportes

Igualada azulina in extremis (2-2)

  • El San Fernando logra un punto agónico ante un Algeciras conformista

A un clavo ardiendo. A eso se agarró ayer el San Fernando que, de ver como el líder se llevaba los tres puntos del resembrado Iberoamericano y se alejaban sus opciones de perseguirlo, en un visto y no visto, en una jugada determinante, en un momento de gloria, igualó una contienda que siempre tuvo perdida y dio la sorpresa, porque el San Fernando de ayer, el que terminó el partido, no es ni un ápice del que se jugará los cuartos durante la campaña.

Y es que era el partido de las dudas, de los problemas, de las complicaciones. Venía el líder con todos sus efectivos y los azulinos afrontaban el duelo, ese que terminaba el Tourmalet, herido en todos los sentidos, sobre todo de efectivos. Seis bajas son muchas para un equipo plagado de jóvenes. Y de esa manera los de Masegosa se medían al todopoderoso líder.

Si ayer, el Algeciras no se llevó la victoria en el campo isleño será complicado que lo haga en otra ocasión, porque todo le venía de cara, incluso el adelantarse en el marcador en un tedioso partido que no terminaba de ser dominado por ninguno de los dos contendientes.

Como era de esperar, en un equipo que apenas ha jugado junto, con centrales reconvertidos en laterales, con medios centros de defensas y delanteros de medios centros, el error tenía que llegar y los azulinos solamente aguantaron hasta el minuto 38, momento en que una indecisión en la zaga se transformó en un remate en solitario de Joselu para poner lo que todos esperaban.

Lo que no esperaba nadie es que una jugada infantil de Iván dejase a los algecireños con diez, ni que cuando el primer tiempo expiraba, un remate de Pablo Aguilera a la salida de un córner pusiese el empate a uno con el que se llegó al final de la primera mitad.

Solamente el San Fernando creía en el San Fernando, y mucho más cuando Pepe Masegosa, osado donde los halla, puso en liza a un joven de tan solo 16 años, Felipe, que debutaba con el primer equipo de la ciudad, al igual que Foncu. Y es que ayer era con lo que se podía contar.

De nuevo la montaña se empinó cuando un error, siempre un maldito error, de Ale Granado propició un penalti con el que se pusieron los algecireños nuevamente por delante.

Restaba un mundo, toda la segunda mitad, pero los de Baldomero Hermoso Mere se conformaban con lo que tenían, y los de Masegosa no tenían para cambiar el rumbo.

Así transcurrió una segunda parte tediosa y con pocos argumentos, hasta que al filo del final, en esta ocasión con la fortuna al lado de los de azulinos, un disparo soberbio de Dani Martínez puso la igualada de la ilusión y del optimismo. Un empate que se celebró como una victoria.

San Fernando CD: David Zamora, Adrián, Nano (Felipe, 52'), Ale Granado, Gabi, Jorge Herrero, Carballat (Foncu, 60'), Chapi, Pablo Aguilera, Carlitos y Dani Martínez. Algeciras: José Miguel, Maiquez, Merino, Benítez, Víctor González, Manzano, Melchor (Grande, 86'), Javi Chico, Joselu (Willy, 77'), Iván y Gabri (Antonio Jesús, 68'). Goles: 0-1 (38') Joselu. 1-1 (44') Pablo Aguilera. 1-2 (48') Javi Chico, de penalti. 2-2 (93') Dani Martínez. Árbitro: Serrano Sánchez (sevillano). Mostró amarillas a Ale Granado, Felipe y Casabella, este en el banquillo. Expulsó con roja directa a Iván (42'). Incidencias: 1.000 aficionados en el Iberoamericano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios