Deportes

Humillación al Conil tras el descanso

El Utrera goleó al Conil merced a una segunda parte perfecta, de esas que quedan para el recuerdo de los aficionados en la memoria.

El encuentro comenzó con mucha igualdad, donde los dos equipos querían imponer su dominio en el centro del campo, pero a medida que avanzaban los minutos los locales eran los que comenzaron a crear ocasiones de gol, gracias a un incisivo Pozo que empezó a enseñar el camino a seguir para perforar la meta de un inspirado Javi. Sin embargo, la falta de puntería en algunos casos y la intervención del mencionado guardamenta Javi, en otros, hicieron que se demorara la llegada de la inauguración del marcador. El portero Javi, a pesar de los siete goles encajados, fue el mejor de los visitantes. Fue la causa fundamental que impedió que los de Miguel Ángel Montoya se adelantaran en el marcador, hasta que Romero en el minuto 37 encontró el hueco para conseguir el primer gol de la tarde. A partir de ese minuto el Utrera se hizo dueño de la situación hasta finalizar este período, si bien pudo cambiar todo en el 40', si se le hubiera señalado un posible penalti a los visitantes.

Tras el paso por vestuarios, la segunda mitad comenzó siendo un espejismo. En los tres primeros minutos parecía que los visitantes se volcaban sobre el área local defendida por Holgado, pero en la primera jugada trenzada de los locales llegaría el gol de Cruz, quizá el mejor de la tarde, y a partir de ahí el Utrera fue un vendaval ofensivo, puesto que cada llegada al área jandeña era una clara ocasión de gol. No obstante, la falta de puntería y el acierto del portero Javi, que tuvo mucha faena durante todo el partido, impidieron la suma de más goles en el luminoso del San Juan Bosco. A pesar de lo escandaloso del resultado, el 7-0 pudo ser más abultado dadas las ocasiones de que dispusieron los locales. Fue, definitivamente, un vendaval, que tanto utreranos como conileños tardarán en olvidar.

Lo más destacable del partido, a pesar del resultado, es el modo como se consiguieron los goles. No fueron jugadas aisladas, sino que todas las acciones que acabaron en gol, y las que no entraron en la red por poco, fueron jugadas trenzadas desde atrás, embestidas controladas e incesantes que no dieron opción a un Conil que tardará en recuperarse de una derrota tan humillante, aunque deberá hacerlo lo antes posible porque su situación en la tabla no admite relajación.

Por su parte, con este resultado, el Utrera reafirma su fortaleza en casa y los de Miguel Ángel Montoya deberían apuntalar con buenos resultados lejos de su templo para poner pie y medio en el objetivo de la primera vuelta: estar fuera de los puestos de descenso. En definitiva, los utreranos se llevaron los tres puntos merecidamente y teniendo en cuenta las ocasiones que tuvieron, especialmente en la segunda mitad, puede hasta considerarse corto el resultado.

Utrera: Holgado, Peque, Manuel, Leal, Cruz, Juanjo, Domingo (Salvi, 65'), Israel (Pablo, 60'), Pozo, Blanco y Romero (Edu, 68'). Conil: Javi, Escalón (Pedro, 46'), Ángel, Peces (Mariño, 26'), David, Narváez, Mario, Mejías, Joselito Cornejo, Alberto (Aranda, 56') y Mawi. Goles: 1-0 (37') Romero. 2-0 (51') Cruz. 3-0 (56') Leal. 4-0 (61') Domingo. 5-0 (70') Edu. 6-0 (73') Salvi. 7-0 (89') Salvi. Árbitro: Muñoz González (cordobés). Amonestó con tarjetas amarillas a los locales Israel y Domingo, así como a los visitantes Ángel, Cornejo, Peces y Alberto. Incidencias: Partido correspondiente a la 13ª jornada en Tercera División, disputado en el Municipal de San Juan Bosco de Utrera ante unos 350 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios