Atletismo | World Marathon Majors

Hazaña de una gaditana al completar su sexto gran maratón en Boston

  • Auxi Martínez de Salazar recibe la supermedalla por haber llegado a meta en los seis del prestigioso circuito.

Auxi, superfeliz en Boston con la supermedalla recibida por acabar los seis maratones. Auxi, superfeliz en Boston con la supermedalla recibida por acabar los seis maratones.

Auxi, superfeliz en Boston con la supermedalla recibida por acabar los seis maratones.

Auxi Martínez de Salazar completó el lunes el ambicioso proyecto deportivo que se planteó hace unos años, consistente en participar y cruzar la línea de meta en los seis maratones agrupados en los Abbott World Marathon Majors, pruebas dotadas de un prestigio internacional incuestionable como demuestra la relación de la media docena de ciudades que sirven de escenario: Londres, Chicago, Berlín, Tokio, Nueva York y Boston.

Gaditana de nacimiento, aunque residente en Madrid desde 2000 por cuestiones profesionales, no empezó a correr hasta hace poco más de un lustro tras practicar el judo durante mucho tiempo.

Integrante del club de running Tigers de Madrid, se inició en la que es su actual pasión deportiva disputando pruebas de carácter benéfico de kilometraje mucho menor que los míticos 42.195 metros. Cuando le hablaron de la existencia de los seis World Marathon Majors, se le metió en la cabeza conseguir la gran medalla oficial que reciben los escogidos que llegan a hacerlas todas enteras en alguna oportunidad. Pues ya tiene esa recompensa en su poder.

La guinda la puso en Boston, donde empleó un tiempo de 4 horas, 35 minutos y 3 segundos para cubrir un recorrido de gran dureza con subidas y bajadas, sobre todo entre los kilómetros 25 y 32, donde se ubicaba la conocida como cuesta rompecorazones.

A pesar de hallarse aquejada de una sobrecarga muscular, superó como una gran campeona todos los obstáculos, pues el tiempo cambiante complicó sobremanera la tarea. De un arranque con calor húmedo se pasó a un periodo con viento y tormenta. Pan comido para una heroína que culminó una gesta que solo han protagonizado por ahora unas 5.000 personas de todo el globo terráqueo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios