inglaterra

El otro Harry: el vertiginoso viaje de Maguire

Hace dos años, Harry Maguire viajó a la Eurocopa de Francia como un fan más para alentar a la selección inglesa junto a sus amigos. Hoy, es una pieza básica de la defensa del equipo de Gareth Southgate y se prepara para disputar mañana los cuartos de final del Mundial de Rusia ante Suecia.

"Han sido dos años extraordinarios. El viaje que he tenido ha sido increíble", recordó durante el torneo el zaguero de 1,94 metros del Leicester City. "En 2016 estaba viendo la Eurocopa como fan con mis amigos y ahora son ellos los que me están viendo a mí y a Inglaterra", señaló aún sorprendido por su vertiginoso ascenso.

Maguire tiene 25 años, pero su debut en la Premier League no se produjo hasta enero de 2015, jugando para el Hull City. Se fue al descenso con los Tigers, pero logró afirmarse como titular y llamó la atención del Leicester, que decidió ficharlo a mediados de 2017 por una elevada cifra de 17 millones de libras (unos 19 millones de euros).

Southgate lo convocó por primera vez a la selección inglesa -ya había jugado en la sub 21 unos años atrás- en octubre del 2017 ante Eslovaquia, el último partido de la clasificación al Mundial de Rusia. Maguire se ganó un lugar y, tras jugar varios amistosos más con Inglaterra, hoy es una pieza inamovible de la defensa junto a John Stones y Kyle Walker.

No tendrá el estatus del otro Harry del plantel, el capitán y goleador Kane, pero Maguire es un hombre valorado por Southgate y sus compañeros. "Tiene una gran personalidad y cuenta con buenas cualidades defensivas. Casi todo aterriza en su cabeza en ambas áreas", destacó el entrenador durante la fase de grupos. "Tiene un temperamento muy agradable, muy calmado. Y un potencial espectacular".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios