fórmula 1 gran premio de bélgica

Hamilton desafía a Vettel

  • El inglés aspira a reducir su desventaja con el alemán, líder con 14 puntos

Sebastian Vettel, a su llegada al circuito de Spa. Sebastian Vettel, a su llegada al circuito de Spa.

Sebastian Vettel, a su llegada al circuito de Spa. / Zsolt Czegledi / efe

Sebastian Vettel (Ferrari), líder del Mundial de Fórmula 1, defenderá 14 puntos de ventaja sobre Lewis Hamilton (Mercedes) en Spa-Francorchamps, escenario del Gran Premio de Bélgica, donde Fernando Alonso espera que su McLaren mantenga la progresión experimentada en Hungría.

Vettel encabezó el doblete de Ferrari en Hungaroring junto al recién renovado finés Kimi Raikkonen, que mantuvo a raya a los Mercedes de Valtteri Bottas y Hamilton, tercero y cuarto en la última carrera antes de las vacaciones.

Alonso logró allí el mejor resultado del año para McLaren, un sexto puesto con vuelta rápida incluida. También consiguió puntuar su compañero de equipo, Stoffel Vandoorne.

Atendiendo a las palabras de Yusuke Hasegawa, máximo responsable de Honda, los problemas del motor japonés están a punto de resolverse. A priori, sobre el papel la cosa sólo puede ir a mejor para Alonso en el que, de momento, es su tercer año seguido de tristezas en la Fórmula 1.

Por su parte, Carlos Sainz (Toro Rosso), que, en una gran temporada, suma 35 de los 39 puntos de su equipo, Toro Rosso, nunca ha conseguido acabar en Spa. Así pues, el madrileño espera que a la tercera vaya la vencida, sobre todo después de ser séptimo en el Gran Premio de Hungría y marcharse al parón con buen sabor de boca.

Hamilton, que con 57 victorias es segundo en la lista histórica, lejos aún de las 91 del Michael Schumacher, podría igualar mañana su récord de poles si consigue arrancar primero en el que será su Gran Premio numero 200.

En Hungría -donde Vettel igualó sus cuatro triunfos del año-, el británico le pidió a Bottas que lo dejase pasar para intentar atacar a Raikkonen. Y, al no poder conseguirlo, antes de entrar en meta, le devolvió el tercer puesto: un gesto, para qué negarlo, poco habitual en una categoría tan extremadamente competitiva como ésta.

Bélgica -donde nunca ha vencido un belga- será el Gran Premio de Vandoorne. Pero también, al menos en parte, del holandés Max Verstappen (Red Bull), que tendrá el apoyo de muchos aficionados del país vecino.

Su compañero de equipo, Daniel Ricciardo, cuarto en el Mundial con 117 puntos, venció en Spa hace tres años. Después, los triunfos fueron para las flechas plateadas de Hamilton, en 2015, y de Nico Rosberg, en 2016.

El circuito de Spa es el más largo del Mundial (7.004 metros), y se caracteriza por poseer largas rectas, curvas rápidas y fuertes desniveles, en los que se alcanzan elevadas velocidades y en la que se mantiene pisado a fondo el acelerador durante el 68% del recorrido. El domingo están previsto que se den 44 vueltas para completar 308 kilómetros.

Para este trazado, en el que hoy arrancarán los primeros entrenamientos libres, Pirelli eligió los neumáticos ultrablandos (reconocibles por la raya morada), superblandos (raya roja) y blandos (amarilla).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios