fórmula 1 gran premio de japón

Hamilton celebra su 'pole' número 80

  • Vettel saldrá octavo y deberá esperar desgracias ajenas para poder seguir soñando con el título mundial

Lewis Hamilton, a bordo de su Mercedes, sale del 'pit lane' en Suzuka durante la sesión de entrenamientos oficiales del Gran Premio de Japón. Lewis Hamilton, a bordo de su Mercedes, sale del 'pit lane' en Suzuka durante la sesión de entrenamientos oficiales del Gran Premio de Japón.

Lewis Hamilton, a bordo de su Mercedes, sale del 'pit lane' en Suzuka durante la sesión de entrenamientos oficiales del Gran Premio de Japón. / issei kato / efe

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), líder del Mundial de Fórmula Uno, le dio otro golpe psicológico en su afán por festejar este año su quinto título al ampliar a 80 su propio récord histórico de poles en Japón, donde saldrá primero este domingo en un Gran Premio que el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) -segundo en la general, a 50 puntos- afrontará desde la cuarta fila.

En la calificación del sábado, Hamilton se volvió a exhibir y marcó la vuelta rápida al cubrir los 5.807 metros de la exigente pista japonesa en un minuto, 27 segundos y 760 milésimas, 299 menos que su compañero finlandés Valtteri Bottas, que saldrá junto a él desde la primera fila en la decimoséptima prueba de un Mundial a 21 carreras que se cerrará a finales de noviembre en Abu Dhabi.

Hamilton se agiganta al tiempo que Vettel, al igual que él cuádruple campeón del mundo (2010-13, con Red Bull), se desquicia. Mientras que el inglés y su equipo, Mercedes -que apunta a un quinto título seguido de constructores- arriesgaron, y acertaron, al dar con neumático superblando las primeras vueltas en la tercera y decisiva ronda (Q3) de la cronometrada principal, Ferrari se equivocó.

Sacó con intermedios -ante la inminente reanudación de la intermitente lluvia- a Seb, que, además, cometió un error en su primer intento; y que ya, a la desesperada, no pudo mejorar su marca durante el tiempo restante. Acabó noveno y aún debe estar agradecido por salir octavo, gracias a la sanción de tres puestos impuesta al francés Esteban Ocon (Force India).

Después de ganar el pasado domingo en el circuito del anillo olímpico de Sochi el Gran Premio de Rusia, donde firmó su octavo triunfo del año, tercero seguido y quinto de las últimas seis carreras, Hamilton amplió a 50 puntos su ventaja respecto a Vettel, que debía arriesgar y esperar fallos del líder en Suzuka. Hamilton se divirtió el viernes intentando mejorarse a sí mismo a bordo de su flecha de plata, en una pista mítica que no admite errores y donde ayer no dejó opción alguna al alemán.

El excéntrico campeón de Stevenage, claro dominador de los ensayos del viernes, marcó de nuevo el mejor crono en el tercer y último entrenamiento libre. Vettel -a un segundo y a ocho décimas en los primeros dos sesiones- se había acercado, inscribiéndose segundo, a una décima. Antes de que la calificación lo devolviese de nuevo a su cruda realidad.

Hamilton ya marcó el mejor crono en la primera ronda (Q1), suspendida durante unos minutos con bandera roja a causa del accidente del sueco Marcus Ericsson (Sauber), en la que quedaron eliminados los dos McLaren del español Fernando Alonso y del belga Stoffel Vandoorne, único piloto de la parrilla que no ha sido capaz de batir ni una sola vez a su compañero en las 17 sesiones de calificación del año.

McLaren, la segunda escudería más exitosa de la historia de la F1 y la que más triunfos cuenta en el Gran Premio de Japón (9), volvió a dar pena y el doble campeón mundial asturiano, que logró dos de sus 32 victorias en la categoría reina en Japón, afrontará otra carrera desde la parte trasera de la parrilla. Alonso espera divertirse más en tierras niponas la próxima semana, cuando intente reforzar, a bordo de un Toyota, su liderato en el Mundial de Resistencia, en Fuji. Una pista en la que, tras haberlo hecho dos años antes en Suzuka, también ganó en F1, en 2008.

El otro español, Carlos Sainz (Renault), que sustituirá a Fernando Alonso en McLaren el año próximo, saldrá decimotercero, tras quedar eliminado, afectado por la lluvia, en la Q2. La única tabla de tiempos que no encabezó en lo que va de fin de semana Hamilton: se quedó a tres centésimas del crono de Bottas. Que ya le cedió el triunfo en Rusia y que lo deberá tapar en la salida este domingo.

El holandés Max Verstappen (Red Bull) arrancará tercero, junto al finlandés Kimi Raikkonen -compañero de Vettel en Ferrari-, desde la segunda fila; mientras que el francés Romain Grosjean (Haas) y el neozelandés Brendon Hartley (Toro Rosso) lo harán desde la tercera.

Hamilton le asestó, pues, otro gancho psicológico en la ronda decisiva a Vettel, confuso, primero, por la mala estrategia de su equipo; y desquiciado, después, por errores propios. Que lo harían salir desde la quinta fila, al lado del mexicano Sergio Pérez (Force India), pero que, tras la sanción de Ocon, lo hará desde la cuarta, al lado de otro galo, Pierre Gasly, de Toro Rosso. Vettel deberá esperar milagros, en forma de desgracias ajenas, para seguir aspirando a una quinta corona este mismo año.

Si el pasado domingo había ampliado a 70 su marca de victorias en F1 -lejos aún de la plusmarca del único séptuple campeón mundial, el alemán Michael Schumacher (91)-, Hamilton engrosó su relación de números redondos ampliando a ochenta su propio récord histórico de poles. Si mide bien, sólo un auténtico descalabro evitará que iguale este curso los cinco títulos que festejó en los años 50 el argentino Juan Manuel Fangio. Para quedarse a sólo dos títulos del Kaiser.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios