fórmula 1 gran premio de japón

Hamilton y su ansiada 'pole'

  • El británico encabezará por primera vez la parrilla de salida de Suzuka

  • La sanción de Bottas coloca segundo a Vettel

  • Alonso y Sainz, con sendas penalizaciones, saldrán últimos

Valtteri Bottas, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, tras la sesión de clasificación para el Gran Premio de Japón. Valtteri Bottas, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, tras la sesión de clasificación para el Gran Premio de Japón.

Valtteri Bottas, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, tras la sesión de clasificación para el Gran Premio de Japón. / FRANCK ROBICHON / efe

Lewis Hamilton (Mercedes) tachó del listado de tareas pendientes la consecución de la pole en el circuito de Suzuka, el único trazado de los 20 que albergan una prueba del Mundial de Fórmula 1 que todavía se le resistía.

El británico rubricó su décima pole de la temporada -la número 71 de su carrera deportiva- con un crono estratosférico: 1.27,319. Suyo es, en efecto, el nuevo récord en el complejo automovilístico nipón.

"Se hizo esperar, pero, definitivamente, valió la pena", comentó el inglés tras una sesión que terminó "sin fallos", y en la que, según dijo, condujo su monoplaza "mejor y mejor". "Llevaba esperando todo el fin de semana el momento de verme en la Q3", reconoció.

Aunque a lo largo de toda su trayectoria en la Fórmula 1 ha conseguido salir desde la primera posición de la parrilla en nada menos que 70 ocasiones, Hamilton destacó el valor de lo que acababa de lograr. "Todos pudisteis comprobar en Malasia lo rápidos que son los Ferrari. Era interesante volver a compararnos aquí. El equipo estuvo perfecto y yo estoy en la mejor posición para la carrera", celebró.

Sebastian Vettel (Ferrari), a quien aventaja en 34 puntos en la lucha por el Mundial, será su acompañante en la primera fila. Debía serlo Valtteri Bottas (Mercedes), pero tuvo que ceder cinco posiciones en la parrilla de salida como penalización por sustituir la caja de cambios en una jornada especialmente accidentada en Suzuka.

Tanto él como Kimi Raikkonen (Ferrari) testaron la dureza de las protecciones con sendas salidas de pista durante en una fatídica última sesión de entrenamientos libres, y la reparación de sus monoplazas les costó una sanción de cinco plazas, lo que facilita las cosas a los dos pilotos de Red Bull, Daniel Ricciardo y Max Verstappen, quienes confían en brindar un nuevo podio a su equipo tras el reciente doblete cosechado en Malasia.

Esteban Ocon y Sergio Pérez, ambos de Force India, también vieron incrementadas sus opciones de terminar en los puntos, mientras que Felipe Massa suspira por brillar por fin con su Williams.

Entre tanto, en la casa de Honda, un nuevo problema en la unidad de potencia expedida por el fabricante japonés volvió a lastrar a Fernando Alonso. Pese a concluir la Q3 en la décima posición, el piloto de McLaren saldrá último al tener que reemplazar el motor de combustión interna, el turbo, el MGU-H, el MGU-K, la batería y la unidad de control electrónico.

El asturiano tendrá a su lado a Carlos Sainz (Toro Rosso), víctima también de una sanción. En su caso, de 20 puestos, debido a que cambió el motor de combustión interna, el MGU-H y el turbo.

Así las cosas, los españoles apelarán a la estrategia como única opción válida para escalar posiciones en un circuito en el que cualquier mínimo error puede penalizar mucho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios