fórmula 1 gran premio de singapur

Hamilton acelera hacia otro Mundial

  • El inglés gana con autoridad su cuarta carrera de las últimas cinco

  • Alonso y Sainz, los mejores 'del resto'

Lewis Hamilton encabeza la carrera tras apagarse el semáforo y arrancar el Gran Premio de Singapur. Lewis Hamilton encabeza la carrera tras apagarse el semáforo y arrancar el Gran Premio de Singapur.

Lewis Hamilton encabeza la carrera tras apagarse el semáforo y arrancar el Gran Premio de Singapur. / diego aZubel / efe

Lewis Hamilton dio un paso más hacia su quinta corona del mundo de Fórmula 1 al imponerse con su Mercedes en el Gran Premio de Singapur en una carrera que dominó de principio a fin. El británico, que partió desde la pole, casi no pasó sobresaltos a lo largo de las 61 vueltas en el circuito de Marina Bay y se impuso por delante del holandés Max Verstappen (Red Bull) y el alemán Sebastian Vettel, con Ferrari, que está ya a 40 puntos en la clasificación general a falta de seis carreras para acabar el curso.

En un circuito en el que es complicado adelantar, la arrancada era clave para el desarrollo de la carrera. Por eso, Hamilton se concentró para mantener la primera posición y Vettel arriesgó para intentar sorprender. Ayudado por una lenta reacción de Verstappen, el germano se colocó segundo, aunque sin opciones de acercarse al inglés. En la salida un toque entre Sergio Pérez y Esteban Ocon, compañeros en Force India, dejó a este último fuera de la carrera.

Cómodo en el liderato, Hamilton comenzó a aumentar diferencias, por lo que Vettel arriesgó en los boxes: adelantó su parada y puso neumáticos ultrablandos con la esperanza de ir más rápido y poder superar a Hamilton cuando Mercedes llamara a su piloto a los garajes.

Sin embargo, los cálculos del alemán y de Ferrari volvieron a fallar. Con tráfico en pista y tardando mucho en superar a Pérez, Vettel no sólo no pudo adelantar a Hamilton, sino que vio cómo tras las paradas de todos hasta Verstappen regresó a pista por delante de él. "Lo hemos hecho muy lento otra vez", se lamentó Vettel por la radio con su equipo. "Estos neumáticos no llegan hasta el final", se quejó además.

Sin Vettel en el medio, el joven piloto de Red Bull salió a la caza de Hamilton y estuvo a punto de superarlo en la vuelta 39. Pero el inglés mantuvo el liderato y comenzó a girar más rápido para alejarse de su rival.

A esa altura, la única incidencia era el toque que le propinó de nuevo Pérez al Williams del ruso Sergey Sirotkin, que motivó que el mexicano tuviera que pasar por boxes para cumplir una penalización.

Así se llegó a un final cómodo para Hamilton, que se irá de Singapur con una nueva victoria y con diez puntos más de ventaja sobre un frustrado Vettel.

Mención destacada merece la actuación de los españoles. Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Renault), séptimo y octavo. Los mejores de los pilotos que calzan monoplazas normales. Los primeros del resto de escuderías, aquellas que no son las tres dominadoras (Mercedes, Ferrari y Red Bull). Ambos lograron aguantar sus neumáticos iniciales con astucia, mientras sus rivales que cambiaron ruedas se quedaron atrapados tras los Williams, muy lentos en la noche de Singapur.

Para Alonso, bicampeón mundial (en 2005 y 2006, con Renault), supone volver a puntuar después de dos carreras de vacío en Bélgica e Italia; mientras que Sainz añade otros cuatro puntos a su casillero, el mismo botín que ya se trajo de Monza hace dos semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios