Deportes

Hamilton acecha

  • El británico logra la victoria y mete presión a Vettel, segundo

  • Alonso abandona y Sainz acaba décimo

El Mercedes de Lewis Hamilton lidera el Gran Premio de Bélgica con el Ferrari de Sebastian Vettel tras él. El Mercedes de Lewis Hamilton lidera el Gran Premio de Bélgica con el Ferrari de Sebastian Vettel tras él.

El Mercedes de Lewis Hamilton lidera el Gran Premio de Bélgica con el Ferrari de Sebastian Vettel tras él. / stephanie lecocq / efe

Lewis Hamilton (Mercedes) añadió presión a Sebastian Vettel (Ferrari), líder del Mundial de Fórmula 1, después de ganar el Gran Premio de Bélgica, disputado en el mítico trazado de Spa-Francorchamps.

Hamilton sumó su tercera victoria en Spa, donde de momento nadie iguala las seis de Michael Schumacher, y elevó a 58 su propia marca, la segunda mejor de la historia, sólo superada por los 91 grandes premios que festejó el siete veces campeón del mundo.

Daniel Ricciardo (Red Bull) le supo sacar partido a la entrada en pista del coche de seguridad que convirtió en una carrera a 11 la prevista inicialmente a 44 vueltas, en la que Carlos Sainz (Toro Rosso) sumó otro punto, pues fue décimo, y Fernando Alonso volvió a sufrir el lastre del motor Honda de su McLaren, antes de abandonar en el vigesimosexto giro.

El asturiano avanzó tres puestos al exhibirse en la primera curva, tras superar a Nico Hülkenberg (Renault) y a los dos Force India de Sergio Pérez y Esteban Ocón, que instantes después se volvían a tocar, evitando por muy poco una situación peor.

El asturiano dio una lección de pilotaje en los primeras dos giros. En el segundo, poco antes de llegar a la parte superior de la pista, recuperó, en una arriesgada maniobra, el séptimo puesto, arrebatado por Hülkenberg en la última chicane de la primera. Pero el motor Honda no da para más y tanto el alemán, como los dos Force India y Romain Grosjean (Haas) lo rebasaron antes del octavo giro.

En esos instantes se produjo también el abandono de Max Verstappen (Red Bull), para mayor decepción de los casi 80.000 holandeses que, según fuentes oficiales, se habían acercado desde el país vecino para animarlo.

Alonso hizo lo que pudo y finalmente, sin apenas potencia y tras verificar que las condiciones meteorológicas no iban a alterar una carrera en seco, optó por abandonar, a falta de 19 vueltas.

La primera mitad de la carrera dejó las sanciones, de diez y cinco segundos, por acciones antirreglamentarias, a Raikkonen y Pérez, respectivamente. Y al ecuador de la misma, tras 22 vueltas, se llegó con Hamilton liderando con 1,7 segundos de ventaja sobre Vettel, y con Bottas tercero a 7.4. Por detrás, más rezagados, Ricciardo y Hülkenberg -sexto-, con Alonso decimosegundo, y Sainz, que paró en la 19, iniciando su mejoría hasta la decimoquinta plaza.

Como consecuencia del pinchazo de Pérez salió el coche de seguridad, a pesar de las reiteradas quejas de Hamilton, que afirmaba que era innecesario porque la pista no estaba sucia.

Todos los pilotos entraron a sustituir sus neumáticos. El safety car se fue tras la vuelta 33, comenzando una nueva carrera. Vettel lanzó un brutal ataque a Hamilton, que resistió la embestida y se marchó rumbo a su quinta victoria del año. Por su parte, Bottas se fue largo en una curva y puso en bandeja el podio a Ricciardo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios