Deportes

Ginóbili, de traspasado a héroe

  • El escolta logró en la segunda prórroga el triple ganador para los Spurs

Gregg Popovich, técnico de San Antonio Spurs, pasó de desear traspasar a Ginóbili a querer prepararle el desayuno. Y todo en apenas 43 segundos, en los que el argentino dejó de ser villano para convertirse en héroe. "No fue mi mejor noche en el lanzamiento, pero ayuda anotar el último", aseguró Ginóbili después de obrar una genialidad encestadora que permitió a la franquicia tejana ponerse 1-0 en la serie ante los Warriors en la segunda prórroga del encuentro (129-127).

Y eso que la noche para el argentino se podría haber definido, hasta ese final, de regular (pese a sus 16 puntos y 11 asistencias), dado que acertó sólo cinco de sus 20 lanzamientos. Pero anotó el triple decisivo, el último, el que más valía, el que dio un triunfo que parecía imposible.

El propio Ginóbili admitió que la última jugada no estaba pensada para él, pero los jugadores de Golden State lo dejaron solo y él no erró más. Pero los Spurs remontaron en cuatro minutos finales frenéticos una desventaja de 16 puntos gracias, sobre todo, a Tony Parker (28 puntos, ocho asistencias y ocho rebotes). En la segunda prórroga, Ginóbili lanzó y falló un triple lejano y mal seleccionado, lo que se tradujo en una canasta de Golden State, que se puso por delante.

"No me dijo nada, pero su cara lo decía todo", afirmó el escolta sobre la reacción del peculiar Popovich. Poco más de 43 segundos después todo cambió, se redimió: el argentino se quedó solo en la línea, le llegó la pelota e hizo el triple a falta de 1,2 segundos que dio la victoria a su equipo, que mantiene el factor cancha en la semifinal de la Conferencia Oeste.

Entonces, la cara de Popovich cambió. "Pasé de querer traspasarlo a querer hacerle el desayuno, ésa es la verdad. Cuando le hablo y le digo 'Manu', él me dice: 'Esto es lo que hago'. Hace tiempo que dejé de decirle lo que tiene que hacer", dijo el técnico.

Popovich, técnico de los Spurs desde 1996, conoce muy bien y aprecia al argentino de 35 años, con el que ha ganado tres anillos de campeón de la NBA.

El triple del jugador de los Spurs restó protagonismo al magistral partido que jugó el base de los Warriors Stephen Curry, que logró 44 puntos. Pero la sangre fría de Ginóbili resolvió .

En el otro encuentro de la jornada, los Bulls dieron la sorpresa al vencer en la cancha de los Heat por 86-93. Siete puntos de Nate Robinson (27 en total) en el último minuto y medio rompieron el empate a 86 en el marcador. Por su parte, LeBron James, que recibió el cuarto premio de MVP de la fase regular, sólo anotó dos puntos en la primera parte, aunque terminó con 24.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios