Fútbol | Segunda División B

Frenazo a la buena racha y fuera de la zona noble (2-0)

  • El San Fernando merece más en una primera parte que cierra con la expulsión de Lolo Guerrero y se hunde en la segunda tras el 1-0 y la roja a Rubén Gálvez

El madrileño Carralero Calvo mostró dos tarjetas rojas a los jugadores isleños. El madrileño Carralero Calvo mostró dos tarjetas rojas a los jugadores isleños.

El madrileño Carralero Calvo mostró dos tarjetas rojas a los jugadores isleños.

El San Fernando cayó en su visita al Badajoz, que presenta así su candidatura a la zona de play-off, puestos de los que sale el conjunto isleño. Los de Pérez Herrera acabaron con nueve jugadores por las expulsiones de Lolo Guerrero y Rubén Gálvez, un contratiempo que acusó muy notablemente el equipo visitante en su búsqueda de los puntos. Con esta derrota el San Fernando frena una racha de tres victorias consecutivas y se queda en la quinta posición de la tabla, eso sí, empatado a puntos con el Recreativo, que delimita los puestos que dan acceso a la fase de ascenso a la categoría de plata.

Salieron los azulinos, esta vez de rojo, muy bien al terreno de juego del Nuevo Vivero. El balón pertenecía a sus centrocampistas, mientras el conjunto pacense esperaba arropado en su propio campo haciendo valer su potencial defensivo desde que aterrizó el técnico Mehdi Nafti en el banquillo.

Cuando corría el ecuador de la primera parte, el equipo de Pérez Herrera gozó de las primeras ocasiones. La primera, un libre directo que acabó en el larguero. Poco después Pablo Sánchez realizó una gran jugada individual que acabó con un disparo que chocó en la pierna de un defensor extremeño y el esférico se marchó fuera de la portería local. En el saque de esquina de la misma acción el arquero Kike Royo tuvo que intervenir para evitar que el balón acabara en el fondo de la red. Muy buenos minutos del San Fernando, que llevaba el peso y que merecía el gol.

Poco a poco el conjunto blanquinegro fue quitándose la presión inicial de su rival y comenzó a hilar sus primeras acciones ofensivas sobre la portería defendida por Rubén Gálvez. La primera jugada de peligro llegó en un vertiginoso contragolpe que formaron Higón y David Martín pero que no acertaron en el último pase. Poco después, David Martín puso un centro al segundo palo que Éder Díez no llegó de milagro salvándose así el San Fernando del gol en contra.

A medida que pasaban los minutos del primer acto, el equipo extremeño iba comiendo territorio al conjunto de La Isla, aunque sin generar ocasiones de gol claras. A falta de tres minutos para el descanso llegó una de las jugadas claves del encuentro. El San Fernando se quedó con diez jugadores por la doble amarilla que vio Lolo Guerrero. El defensor visitante cortó dos contragolpes con falta, hecho que le costó la expulsión. Golpe moral muy duro para una escuadra que tenía que afrontar toda la segunda mitad con 10. Esta fue la última acción destacable de una primera mitad en la que tuvieron mejores ocasiones los de Pérez Herrero, con una segunda mitad muy complicada por delante.

El San Fernando tuvo que prescindir de los servicios de Carri en el segundo acto para reforzar la zona defensiva tras la expulsión de Lolo Guerrero. Su posición en el campo la ocupó el central Colo. El dominio del partido perteneció de manera exclusiva a un Badajoz que se lanzó a por la victoria consciente de la ventaja de jugar con un jugador más. Los laterales Juanjo García y Candelas comenzaron a profundizar en sus acciones ofensivas y a hacer mucho daño a la zaga rival. El San Fernando, por su parte, esperaba atrás con las líneas juntas intentado tapar todos los espacios. En cuanto al ataque del equipo visitante todo se reducía a que Pau Franch generara algo en una acción individual o a través de jugadas a balón parado.

Guzmán Casaseca avisó con un gran disparo que Rubén Gálvez paro de manera magistral. Juanjo también la tuvo pero su disparo se marchó desviado. Finalmente, en el 66’ llegó el primer gol del encuentro, cuando Mario Gómez remató al fondo de la red un córner botado por Damián Petcoff.

El conjunto pacense no bajó el ritmo y se lanzó en busca de un segundo gol que pusiera el cierre a un partido que tenía muy a favor. El equipo isleño no gozó de ocasiones para poder empatar, la inferioridad numérica le anuló en la segunda mitad. En el 70’ llegó la segunda jugada clave del partido. El árbitro expulsó con roja directa y penalti al guardameta Rubén Gálvez por empujar a Candelas de manera muy leve. Una acción muy protestada por el conjunto de San Fernando. Milovic saltó al terreno de juego pero no pudo evitar el tanto de pena máxima de Guzmán.

Tras el 2-0, los de Mehdi Nafti bajaron el ritmo y temporizaron el partido con la posesión del balón hasta que el colegiado señaló el final del tiempo reglamentario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios