Francis Ferrón | Delantero del San Fernando CD "Cambiaría la condición de 'pichichi' por haber ganado el domingo"

  • El punta reconoce las debilidades: "El equipo no carbura en casa, es un problema al que buscamos solución"

Remate de Francis Ferrón en un encuentro de la presente temporada. Remate de Francis Ferrón en un encuentro de la presente temporada.

Remate de Francis Ferrón en un encuentro de la presente temporada. / Román Ríos

Fue de las últimas incorporaciones del actual San Fernando, pero su adaptación ha sido inmejorable. Francisco Jesús Ferrón Ruiz (Algeciras, 7 de septiembre de 1989) se ha convertido, con ocho dianas, en el máximo artillero no solamente del San Fernando sino del grupo IV de la Segunda División B, empatado con otros dos jugadores. Francis Ferrón acude al entrenamiento de manera distendida.

Sus 30 años y los equipos por los que ha militado -entre ellos Lorca, Alcoyano, Balona, Marbella o un Badajoz de donde procede- le dan cierto aire de veterano y un tremendo carisma dentro del vestuario. Su fichaje por el San Fernando fue una apuesta personal del cuadro técnico, conocedor de su potencial en la delantera y de la búsqueda imperiosa de un líder en los metros finales.

Francis Ferrón nos recibe con la alegría que lo caracteriza al finalizar el entrenamiento que realizó el equipo tras los dos días de descanso que otorgó el entrenador tras el varapalo que se sufrió el domingo con el Recreativo Granada.

–¿Cómo está?

–Bien. Con la vuelta al trabajo las cosas cambian. Hemos pasado dos días dándole, de alguna manera, vuelta a la cabeza de lo que pudo pasar el domingo, pero si las victorias se tienen que olvidar en un plazo de uno o dos días, con las derrotas, que cuesta un poco más, tiene que ocurrir lo mismo.

–¿Qué es lo que le pasa al equipo en casa?

–Pues es algo que no nos explicamos y a lo que le buscamos, continuamente, una solución. Somos los primeros que tenemos conciencia de que en casa no estamos carburando como fuera. Hemos hablado de esta situación entre nosotros y lo cierto es que tiene poca explicación, pero no nos salen las cosas igual. No sabemos si es por la presión o cuál es el motivo, pero está claro que hemos tenido problemas en Bahía Sur en los últimos tres partidos que hemos jugado aquí y que hay que ponerle remedioa eso. Para ello se está trabajando a destajo.

–De todas maneras, a nivel personal, está en lo más alto de la clasificación en cuanto a goleadores del grupo IV se refiere.

–Y es un orgullo, pero es trabajo de todos. Los que metemos los goles es porque los compañeros te lo facilitan, porque otros hacen el trabajo y tú logras acertar en el final del mismo, por lo que no es mérito solamente mío sino de todo el equipo. Lo cierto es que para un delantero marcar siempre es muy satisfactorio, porque ese es tu trabajo y te encuentras realizado cuando tiene sus frutos.

–Cambiaste Badajoz por San Fernando. ¿Qué tal en La Isla?

–Pues muy bien, para qué voy a decir lo contrario. He recalado en un gran club y los compañeros, esa es la verdad, me acogieron de una manera espectacular. Hay un gran ambiente en el vestuario, somos amigos y los roces son mínimos; vamos, los habituales en un trabajo. Eso es importante porque de ese ambiente se saca lo mejor de cada uno y las satisfacciones son más completas.

–¿Hasta dónde puede llegar este San Fernando?

–Aunque suene a tópico, nosotros vamos partido a partido. El primer objetivo marcado es lograr los puntos necesarios para conseguir, lo antes posible, no mirar la parte baja de la tabla. Luego ya se andará. Es cierto que hemos tenido un arranque de competición espectacular, que hemos estado en lo más alto de la tabla muchas jornadas y que eso es un caramelo que te gusta tener, pero la competición regular es muy larga, vienen buenos y malos momentos, hay tropiezos y con ello hay que contar. Somos los mismos que empezamos la campaña, tenemos las mismas ilusiones y salimos todos los domingos a ganar. Luego el futuro nos pondrá aquí o allí.

–¿Cambiarías el pichichi por haber ganado el domingo?

–No lo dudes ni un instante. Para mí es importante marcar, pero lo más importante es lograr que el equipo gane. Mira, si no marcase más goles en lo que resta de temporada y jugásemos el año que viene la Copa del Rey o los play off, lo firmaría ya con los ojos cerrados. Ganar y lograr objetivos son las satisfacciones de un jugador y eso se hace en equipo; lo hacemos todos, al igual que si se pierde perdemos todos y nos preocupamos, en ocasiones, más de la cuenta.

Termina la conversación con una sonrisa que transmite positividad, esa que dan sus goles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios