Fútbol | Copa de Asia

Fèlix Sánchez, el arquitecto de Qatar vía La Masía

  • El catalán ha llevado al país árabe a la final de la Copa de Asia con un programa para jóvenes talentos

Fèlix Sánchez posa junto a Moriyasu Hajime, seleccionador japonés, en un acto previo a la final de la Copa de Asia. Fèlix Sánchez posa junto a Moriyasu Hajime, seleccionador japonés, en un acto previo a la final de la Copa de Asia.

Fèlix Sánchez posa junto a Moriyasu Hajime, seleccionador japonés, en un acto previo a la final de la Copa de Asia. / Efe

El técnico español Fèlix Sánchez Bas (Barcelona, 1975) aterrizó en Qatar en 2006 recién salido de La Masía y ahora está a punto de hacer historia con la selección de ese país asiático, con un proyecto de Estado que mira hacia el Mundial de 2022 e incubado en la Academia Aspire.

Ese centro de tecnificación, fundado en 2004, financiado por el Gobierno qatarí y controlado por la familia Al-Thani, es la clave para entenderlo todo. Fèlix Sánchez llegó a la Aspire dos años más tarde, a instancias de Josep Colomer, que fue director del fútbol base del Barcelona, y cuando Bonus Sports Marketing (BSM), empresa de Sandro Rosell, recibió el encargo de desarrollar el proyecto Football Dreams. Aquella aventura supuso un proceso de selección de jóvenes de 15 países para captar talento. Para ello se visionaron 60.000 partidos y más de 750.000 jóvenes futbolistas.

De la idea inicial de conseguir talento a base de nacionalizaciones exprés, como ocurre por ejemplo con la selección qatarí de balonmano, se pasó a crear un sistema para conseguirlo con un sistema de trabajo. En ese punto, Colomer se fijó en Fèlix Sánchez y el método sería, con variaciones, el que se implementa en La Masía.

Sánchez estuvo en diferentes equipos inferiores del Barcelona durante una década. Por sus manos, entre otros, pasaron Sergi Roberto, Gerard Deulofeu o Martín Montoya y desde el primer momento se dio cuenta de las posibilidades de su nuevo empleo después de las enormes opciones que le ofrecía la Academia Aspire. Y el profe, como lo conocen sus futbolistas, puso en práctica lo aprendido y lo trasladó sobre el terreno durante siete años, entre 2006 y 2013.

Puestas las bases, con un grupo de futbolistas tutelados desde el inicio de sus carreras, el siguiente paso fue hacerse cargo de la selección sub-19. Allí estuvo durante dos años y Qatar consiguió el campeonato asiático de esa categoría.

Aquel grupo es la base de la actual selección absoluta. Antes, Fèlix Sánchez se había hecho cargo de la selección sub-20 (2015-17) y en 2017 de la sub-23. Con la destitución del seleccionador absoluto, Jorge Fossatti, le llegó el gran momento a Sánchez.

Y en estos días, durante la disputa de la Copa Asia, el mundo del fútbol ha descubierto su valía y la de su equipo. En la primera fase superó al Líbano, a Corea del Norte y a Arabia Saudí; en octavos eliminaron a Iraq, en cuartos a Corea del Sur, una de las máximas favoritas, y en semifinales, a Emiratos Árabes, el equipo anfitrión.

En su equipo de trabajo está Sergio Alegre, otro técnico con pasado en las categorías inferiores del Barça, y durante la temporada cuenta con la ayuda de Xavi Hernández como tiempo atrás había hecho otro ilustre: Raúl González Blanco.

Xavi y Raúl son dos de los expertos que ayudan o han ayudado al crecimiento de Aspire y del fútbol en Qatar. Son la punta de lanza en un ambicioso programa integrado por entrenadores y científicos de más de 25 países, de sesudos programas de detección de talento y de las mejores instalaciones, todo con vistas al Mundial de 2022.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios