automovilismo 35ª Subida a vejer

La Fase B, casi una réplica del día anterior

  • Blanco Rosales repite éxito por delante de Francisco Jiménez, con Alberto Rodríguez esta vez en el podio

José Blanco Rosales y su Mitsubishi Lancer en una cita vejeriega en la que ha hecho doblete. José Blanco Rosales y su Mitsubishi Lancer en una cita vejeriega en la que ha hecho doblete.

José Blanco Rosales y su Mitsubishi Lancer en una cita vejeriega en la que ha hecho doblete. / e.s.

La 35ª edición de la Subida a Vejer concluyó ayer con la celebración de una segunda jornada, denominada Fase B, que resultó finalmente casi una réplica de lo acontecido el día anterior, no en vano las primeras dos plazas se las repartieron los mismos pilotos y en el mismo orden, de tal modo que la única variación significativa entre los mejores se produjo en el tercer escalón del podio.

En efecto, el mano a mano que habían protagonizado José Blanco Rosales y Francisco Jiménez, ambos al volante de un Mitsubishi Lancer, volvió a producirse esta vez si cabe con mayor intensidad, tanto es así que en la manga de entrenamientos pararon el crono exactamente en el mismo tiempo.

Ya en carrera, la primera manga se la apuntó el cordobés, seguido del malagueño y de Alberto Rodríguez, que al mano de un Leat León se quedaba a dos segundos de los que peleaban por la victoria.

En la segunda pasada, Blanco aceleró a fondo para establecer la mejor marca del fin de semana entre los turismos, un 1:31.748 que además de asegurarle subir a lo más alto del podio el domingo también hizo inútil la mejora de Jiménez al firmar también su mejor crono. El también costasoleño Rodríguez de nuevo acabó tercero y selló con ello su presencia en el podio.

Por detrás, los representantes de la provincia acapararon escasa atención al clasificarse como el mejor gaditano José Toro, de Zahara de la Sierra, en la décima plaza.

Como el sábado, el público respondió con numerosa presencia a pesar del calor, y también como el día anterior la organización, Escudería Sur, no tuvo excesivas quejas en lo que respecta a sus labores organizativas, al punto de que en esta ocasión no se contabilizó ni siquiera una avería o una salida de carretera, lo que propició que la competición finalizara antes de las 13:00 horas.

Después, tradicional entrega de premios con la asistencia del alcalde y el presidente de la Federación Andaluza de Automovilismo, actos marcados por la buena nueva que supuso para Escudería Sur saber que desde este fin de semana da nombre a la primera curva del trazado. Nada mal como reconocimiento a su buen hacer, una calle en Algar y ahora una curva en la localidad jandeña. Motivo de orgullo y satisfacción, y exigencia para continuar por el mismo camino en la organización de pruebas automovilísticas, la próxima los días 10 y 11 de noviembre con la Subida Torre Alháquime-Olvera, broche al Andaluz de Montaña.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios