baloncesto

España, seis años seguidos abonada a los grandes podios

  • Desde el oro del Europeo de 2013 al bronce de este Mundial, las de Mondelo sólo han cosechado éxitos

Las españolas celebran el bronce. Las españolas celebran el bronce.

Las españolas celebran el bronce. / elvira urquijo / efe

Con el bronce en el Mundial conquistado el domingo la selección española femenina de baloncesto se convirtió en el único equipo que se ha subido al podio de las campeonas en los seis últimos años.

Dicho así y tras conquistar dos medallas de oro en los Europeos de 2013 y 2017, dos de plata, en el Mundial de 2014 y en los Juegos de Río 2016, y dos de bronce, en el Europeo de 2015 y ahora en el Mundial de 2018, la última presea puede parecer menor y nada más lejos de la realidad.

Para empezar y como suele decir el seleccionador, Lucas Mondelo, el equipo jugó sin su Pau Gasol. Es decir, sin Sancho Lyttle con una grave lesión de rodilla. Después el equipo tuvo que ir solventando sobre la marcha lesiones menores de jugadoras vitales que les han impedido tener un rendimiento habitual en ellas como Alba Torrens, Silvia Domínguez o Anna Cruz, que no estuvieron al cien por cien de su capacidad física por diversos problemas, como le pasó a Nicholls.

Así las cosas, el equipo no pudo ofrecer su juego habitual, porque no se reconocía y no se sentía cómodo. Por tanto, las victoria contra Japón, el primer día de campeonato, y, sobre todo, contra Canadá en cuartos de final fueron una muestra del espíritu de campeón de este grupo de jugadoras.

Ya en semifinales y sin la mochila del fracaso, el equipo luchó contra Australia y contra Cambage, la gigante oceánica de 2,03 metros, a la que estuvo a punto de doblegar aun sin pívots al final del choque. La fiesta se redondeó en el partido por el bronce contra Bélgica para lograr el sexto podio en cuantas grandes competiciones ha disputado en los últimos seis años. Un hito del que sólo puede presumir la selección española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios