balonmano europeo femenino

España se repone y pasa de ronda

  • La solidez defensiva, clave en el triunfo por más de cinco goles que necesitaban las 'guerreras' para seguir

La selección española logró la clasificación para la segunda fase del Europeo de Suecia, tras golear a Eslovenia, en un partido en el que España, al fin, mostró su verdadera esencia.

Con pie y medio fuera del campeonato y obligadas a ganar por al menos cinco goles para asegurar su presencia en la siguiente ronda sin depender de terceros, las guerreras recuperaron su mejor versión.

Especialmente en defensa, donde las de Jorge Dueñas, perfectamente respaldadas por una de nuevo espectacular Silvia Navarro en la portería, maniataron a una selección eslovena, que tan sólo fue capaz de anotar cinco goles en el primer tiempo.

Una circunstancia que no desaprovechó el conjunto español para dejar encarrilado al llegar al descanso (14-5) el triunfo y la clasificación para la segunda fase, en la que España, eso sí, partirá con cero puntos en su casillero.

Claro que el resto de resultados la favorecieron, ya que el empate entre Suecia y Serbia hace que ambas pasen con tres puntos, mientras que en el grupo con el que se cruza el de España tres selecciones -Francia, Alemania y Holanda- pasan con sólo dos puntos, ya que cada una ganó un partido y perdió otro en los duelos directos, además de que las tres ganaron a Polonia, triunfos que no cuentan ya.

La mejoría hispana se sustentó en el excelente trabajo defensivo desplegado especialmente en la primera parte y en el que destacó la actuación de la pivote Judith Sans.

La solidez defensiva permitió a España afrontar, por primera vez en el campeonato, el ataque estático con la tranquilidad necesaria para hacer llegar el balón a las jugadoras de segunda línea, como demuestran los tres goles de la pivote Eli Chávez, hasta ahora totalmente desasistida.

La ventaja no dejó de crecer hasta llegar a los nueve tantos con los que se llegó al descanso. Esa circunstancia relajó a las guerreras en el inicio de la segunda parte, en el que Eslovenia redujo la diferencia a sólo seis tantos. Fue un momento crítico que España solventó, como no, a base de defensa y portería, hasta desterrar cualquier tipo de fantasma que pudiera poner en duda el pase a la siguiente ronda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios