baloncesto fase de clasificación para el Mundial

España encaja su primera derrota

  • Los pupilos de Scariolo no pueden frenar la agresividad de Ucrania

Pierre Oriola tira a canasta en el partido frente a Ucrania. Pierre Oriola tira a canasta en el partido frente a Ucrania.

Pierre Oriola tira a canasta en el partido frente a Ucrania. / SERGEY DOLZHENKO / efe

La selección española de baloncesto encajó su primera derrota en su camino hacia el Mundial de China 2019, al caer ante Ucrania en un partido en el que se vio superada en todo momento por su rival.

Ni el regreso del base Sergio Rodríguez, uno de los pocos ilustres presentes en esta convocatoria, pudo evitar el tropiezo del equipo español, que pese a todo sigue teniendo el billete mundialista en sus manos.

Aunque para ello, los de Sergio Scariolo, que hasta ahora contaban por victorias sus partidos, deberán mejorar notablemente la imagen dada en Kiev, donde poco pudo hacer ante la agresividad del conjunto local.

Especialmente en los primeros 15 minutos de juego, en los que Ucrania ahogó por completo el ataque español con una intensa defensa que convirtió en un auténtico suplicio cada intento de los de Scariolo por llegar a canasta.

Incapaz de dotar del más mínimo ritmo a la circulación de balón, España no sólo no tuvo la posibilidad de alimentar a sus hombres interiores, sino que tampoco tuvo la capacidad para generar posiciones de lanzamiento exterior.

Y cuando las encontró, careció del acierto necesario para aprovecharlas, tal y como confirmó el 1/6 en lanzamientos triples con el que cerró el primer parcial.

Ucrania, de la mano de un acertado Sviatoslav Mykhailiuk, tuvo en los tiros de tres puntos el mejor camino para distanciarse de un desconocido equipo español. Así tomó una renta de nueve puntos en el primer parcial que hizo saltar las alarmas en el banquillo español.

Unas alarmas que no sólo no se apagaron con el inicio del segundo cuarto, sino que arreciaron más todavía con el despertar del pívot Oleksil Len, que con un espectacular mate disparó la renta de Ucrania a 13 puntos.

Pero España no estaba dispuesta a rendirse tan pronto y se aferró al coraje para encontrar el juego perdido, que encontró de la mano de Colom.

La selección logró tres triples que la volvieron a meter en la lucha por la victoria, llegándose al tercer cuarto, que comenzó arriba en el marcador.

Pero cuando todo parecía dispuesto para el despegue, el combinado nacional volvió a caer en los mismos errores del principio y se condenó a un suplicio que se prolongó hasta el final.

Además, Mykhailiuk salió del letargo en el que cayó durante el segundo cuarto y volvió a acribillar a Ucrania. Ya entonces, España apenas pudo oponer el coraje de Oriola en la lucha por el rebote, un arma insuficiente para ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios