fútbol tercera División

Error mayúsculo

  • El Atlético Sanluqueño se deja remontar a manos del filial del Recre y se aleja aún más de la cabeza

Dani Güiza. Dani Güiza.

Dani Güiza. / alberto domínguez

El Atlético Onubense cosechó una nueva victoria como local, la primera desde que Jesús Vázquez relevó en el banquillo del filial recreativista a Juanma Rodríguez, y lo hizo en un partido en el que tuvo que remar a contracorriente desde muy pronto, ya que apenas se había superado el primer cuarto de hora cuando Chirri enganchó un esférico en la frontal del área de penalti y superó a Vichi. El gol dio tranquilidad al Atlético Sanluqueño, mientras que el filial se vio obligado a llevar el peso del partido, teniendo presencia en zona contraria, pero sin generar grandes ocasiones. Diego Díaz lo intentó con un disparo desde fuera del perímetro de área, pero su lanzamiento no cogió puerta y se marchó alto. El combinado visitante trataba de encontrar a Güiza en posiciones adelantadas para generar peligro, pero el jerezano tuvo que esperar 40 minutos para poder probar su puntería. Su disparo murió en las manos de Vichi.

El paso por vestuarios en el descanso arrojó un Atlético Onubense entero y batallador a la caza del empate y no tardó el cuadro de Jesús Vázquez en encontrar premio a su fortaleza. Corría el minuto 59 cuando Víctor agarró el esférico para ejecutar un libre directo que se terminaría traduciendo en el empate. El filial aprovechó el estallido de júbilo y rabia de la igualada para noquear al Sanluqueño casi sin darle tiempo a los verdiblancos para que encajasen el tanto del extremo albiazul. El meta visitante trató de evitar un córner y en su intento terminó generando un problema a su equipo en la salida del balón. Diego Vargas, el más listo de la clase, robó con el Atlético Sanluqueño desordenado y envió a Diego Díaz, que estrenó su casillero anotador particular en la presente temporada para poner por delante al filial.

La remontada albiazul obligó al cuadro visitante a dar un paso adelante. Pudo acabar Díaz con la inquietud del marcador en un contragolpe, pero su vaselina se quedó corta. El Sanluqueño se encomendó a Güiza y buscó al ex ariete de Cádiz, Getafe o Mallorca durante toda la recta final del partido, aunque el buen hacer de la zaga recreativista y de Vichi mantuvo al segundo equipo del Decano sin demasiados sobresaltos. Sólo en el balón parado parecía que podría peligrar el marcador y tuvo una ocasión el Sanluqueño en un centro de Parada que Ceballos remató fuera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios