segunda división b

Edu Oriol habla alto y claro en Sanlúcar

  • El jugador dice que se fue al extranjero por dinero y tilda de racista a un técnico que tuvo en el Blackpool

Edu Oriol, con la camiseta del Sanluqueño en El Palmar. Edu Oriol, con la camiseta del Sanluqueño en El Palmar.

Edu Oriol, con la camiseta del Sanluqueño en El Palmar. / paco bernal

Edu Oriol no dejó a nadie indiferente en su presentación como nuevo futbolista del Sanluqueño, demostrando que no tiene pelos en la lengua y que habla alto y claro. El atacante no tuvo problemas en admitir que se fue a jugar fuera por dinero, tachó de racista al segundo técnico que tuvo en el Blackpool y habló maravillas de su estancia en Rumanía.

Oriol recala en el Sanluqueño a sus 31 años después de militar en equipos como el Nástic, Sant Andreu, Barcelona B -donde coincidió con Nolito y Marc Bartra- Real Zaragoza -en Primera División-, Rapid de Bucarest, Balckpool, Llagostera, Tenerife e Ibiza. "Me hubiera gustado estar más tiempo en algunos equipos, pero esto es el fútbol y ahora estoy muy contento de estar aquí. Ilusionado con este proyecto y con esta tierra. Tengo compañeros que son de aquí, me hablaron muy bien y fue uno de los motivos para elegir. No conocía toda esta parte del sur pero mi mujer es andaluza y está encantada", resaltó. "Tanto el cuerpo técncico como los jugadores me han acogido muy bien y ya estoy deseando jugar los primeros minutos". Que bien podría ser este sábado contra el Xerez Club Deportivo.

De los objetivos, personales y grupales, dijo que "colectivamente, hacer un buen año y cumplir el objetivo de la permanencia y si luego nos permite soñar pues soñaremos todos juntos". Luego, " sacrificarme, responsabilidad y ayudar al equipo en todo y más, jugar lo máximo posible, hacerlo bien y si puedo pisar de nuevo el fútbol profesional, perfecto y si no, pues no estar dando vueltas cada año en un lugar de España. No estaría mal echar unos años en un sitio porque ya cansa llevar maletas a cuestas y más con una familia".

Así explicó su periplo por varios equipos extranjeros en los últimos tiempos: "En dos años estuve en cuatro países diferentes. Me fui por dinero, no lo escondo; lo que ganaba allí no lo ganaba aquí. Estuve 6 meses un poco engañado en Azerbaiyán en un país tercermundista. Luego me fui a Chipre, una Liga muy floja. Tuve la suerte de que mi hermano me arrastró a la Championship en Inglaterra y allí muy bien hasta que cambiaron al entrenador. Y lo voy a decir con la boca llena, (era) un racista. A los que no éramos ingleses nos apartó. Éramos ocho. El 30 de enero nos fuimos a Rumanía y he de decir que ha sido una de las mejores experiencias que hemos tenido mi hermano y yo. Estamos mal acostumbrados a lo que vemos aquí de los rumanos. Muy muy bien. Luego tuvimos al niño y decidimos volver a España, me daba ya igual el dinero, porque como se disfruta del fútbol aquí no se hace en ningún lado. Y aquí estamos".

No conocía a Rafa Carrillo pero por lo que lleva entrenando con el equipo dice que es un entrenador "meticuloso en el aspecto técnico-táctico. Poco a poco voy adaptándome a lo que quiere. Somos un equipo muy compacto, juntito en defensa y nos gusta presionar arriba".

Por último, apuntó que prefiere jugar en la banda izquierda a pierna cambiada porque "no soy extremo puro, soy más de asociarme", pero evidentemente jugará "donde me diga el míster" y él tratará de "ayudar en todo lo que pueda al equipo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios