Deportes

EEUU recupera su sitio

  • El conjunto norteamericano vuelve a imponerse a Europa ocho años después y recobra el crédito aguantando el tipo en los duelos individuales

Estados Unidos volvió a recuperar su sitio en el golf mundial y ocho años después conquistó de nuevo la Ryder Cup aguantado el tipo en la jornada final, a la que llegó con tres puntos de ventaja (9,5-6,5), en los duelos individuales para acabar venciendo por 17-11.

El Hazeltine National Golf Club de Chaska (Minnesota) vivió un último día de competición cargado de emoción. Desde 2008, cuando también se impuso como local en el Valhalla Golf Club de Louisville (Kentucky), tres derrotas consecutivas, alguna especialmente dolorosa como la de 2012 (13,5-14,5), apenas daban margen de error al conjunto estadounidense, que inició el día con el triunfo de Patrick Redd frente al norirlandés Rory McIlroy para dar tranquilidad a sus compañeros. Sin embargo, hubo un momento en que los americanos aguantaron bien la presión. El belga Thomas Pieters puso a Europa a un solo punto al vencer a J. B. Holmes, después de que el sueco Henrik Stenson hiciera lo propio ante Jordan Spieth. Sin embargo, los triunfos de Rickie Fowler sobre Justin Rose daban cierta tranquilidad a los aficionados locales, a los que de nuevo les entraron dudas con la incontestable victoria del español Rafael Cabrera Bello ante Jimmy Walker (6,5-9,5).

Un partido iba a marcar el resto de la competición. Phil Mickelson y Sergio García llegaron al hoyo 18 empatados y el punto se decidiría al final: significaba la tranquilidad para Estados Unidos o los nervios recordando el fantasma de la remontada de 2012. El empate dado en ese duelo fue media Ryder para EEUU: 13-10 a falta de cinco partidas por acabar tras el triunfo del local Brooks Koepka, que daba buena cuenta del británico Danny Willett.

Dustin Johnson, Brandt Snedeker y Zach Johnson dominaron también sus encuentros para los norteamericanos, ante la locura de un entregado público, que vio cómo su equipo recuperaba su sitio ocho años después. En 2018, en Le Golf National de Versalles, Europa buscará su revancha en casa con un equipo en el que los novatos de este año ya serán veteranos en esta competición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios