baloncesto final de la nba

Durant entra en la leyenda de las finales

  • El alero, con 43 puntos, destaca y deja contra las cuerdas a los 'Cavs'

Durant lanza a canasta ante la oposición de Hill y Thompson. Durant lanza a canasta ante la oposición de Hill y Thompson.

Durant lanza a canasta ante la oposición de Hill y Thompson. / DAVID MAXWELL / efe

Golden State Warriors se colocó a una victoria de reeditar su título de la NBA al vencer por 102-110 a Cleveland Cavaliers, con una sensacional actuación de Durant. El alero de los Warriors, con 43 puntos, 13 rebotes y siete asistencias, fue el gran protagonista de la noche, al cargar la ofensiva de un equipo que sintió las bajas producciones de Thompson (10 puntos) y Curry (11 tantos).

Para los Cavaliers, que están obligados a ganar los cuatro partidos que restan si pretenden ganar el título, no fue suficiente la aportación de LeBron James, con 33 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes.

Con la presión del 0-2, Cleveland salió a jugar el tercer partido con una intensidad superior, con la convicción de que la única oportunidad para ganar la serie era una victoria esta noche. Y así lo hizo saber desde el arranque, con un parcial 14-4 con puntos en otras manos que no eran las de LeBron. Las actuaciones de Love (15 puntos y 10 rebotes en el primer tiempo) y Smith (10 tantos y dos robos) eran las mejores noticias para los dirigidos por Tyronn Lue.

Del otro lado, los vigentes campeones lucieron apagados y sorprendidos, pese al regreso a la rotación de Iguodala. Sin embargo, con Durant tirando del carro, los Warriors se mantuvieron cerca en el marcador. Lo malo para los Cavaliers era que su actuación había rozado la perfección, pero la ventaja al descanso era de seis puntos (58-52).

Para colmo, faltaba la tradicional furia de Golden State en los terceros cuartos. Con Durant encendido y McGee como sorprendente acompañante, los visitantes aplicaron un parcial de 17-6 en poco más de cuatro minutos para pasar al frente por primera vez.

A partir de allí, los Cavaliers volvieron a mostrar las variantes del primer tiempo y pudieron superar el vendaval, para llegar con todo abierto al último cuarto, más allá de la pequeña ventaja de los Warriors (83-81).

El último cuarto fue con constantes cambios de liderazgos en el marcador, hasta que Curry encestó su único triple para tomar cuatro puntos de ventaja, con menos de dos minutos por jugar. En el siguiente ataque, Durant consiguió otro lanzamiento de ocho metros que sentenció el duelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios