Fútbol | Segunda División B

Duelo de altos vuelos en San Fernando

  • Bajas de Lolo Guerrero y Rubén Gálvez, con Pedro Ríos dudoso, para recibir al Real Murcia.

Rubén Gálvez, baja por sanción, encaja un gol en un partidillo de entrenamiento. Rubén Gálvez, baja por sanción, encaja un gol en un partidillo de entrenamiento.

Rubén Gálvez, baja por sanción, encaja un gol en un partidillo de entrenamiento. / J.A.

Si volvemos la vista atrás, nos transportamos al mes de agosto y alguien dice que el partido entre San Fernando y Real Murcia se iba a disputar con los isleños empatados a puntos con el cuarto clasificado y con nueve de ventaja respecto a los murcianos, seguramente muchos aficionados azulinos se hubiesen frotado los ojos y lo hubiesen firmado sin pensarlo.

El partido que este domingo acogerá el Iberoamericano se disputará entre dos equipos de altos vuelos, llamados a luchar por una plaza de play off pero en diferentes circunstancias.

Los isleños afrontan el encuentro con los deberes prácticamente terminados, con la ilusión por bandera y con unas ganas tremendas de seguir sumando para, por ende, seguir soñando. Atrás ha quedado ya la derrota sufrida el pasado domingo en Badajoz, aunque esta ha dejado secuelas en modo de bajas en el cuadro que entrena con acierto José Pérez Herrera.

Los murcianos afrontan el choque envueltos en un mar de dudas. Los pimentoneros han pasado de ser unos de los más firmes candidatos para estar entre los cuatro primeros a andar muy alejados de la zona noble de la tabla, con muchas idas y venidas y con innumerables problemas económicos desde que comenzó el curso. Además, afrontan el choque con su entrenador, Herrero, con muchas posibilidades de no continuar en el cargo si no sale victorioso su equipo en la visita a San Fernando.

Pero independientemente de esto, el partido que se podrá vivir en La Isla es un encuentro de altos vuelos entre dos conjuntos grandes que necesitan la victoria, que pondrán toda la carne en el asador desde el inicio del mismo y que, por este motivo principalmente, auguran un buen espectáculo.

En cuanto a lo deportivo, los isleños tienen dos bajas considerables e importantes. Los dos hombres que no pudieron terminar el partido en tierras pacenses, el central Lolo Guerrero, que fue expulsado en la primera parte con doble cartulina amarilla, y el cancerbero Rubén Gálvez, protagonista de la jugada que terminó con el segundo gol del Badajoz al pisar a un contrario cuando se disponía a sacar de puerta por lo que fue expulsado, tendrán que cumplir un partido de sanción.

La principal novedad del equipo azulino estará, por lo tanto, en el debut entre los tres palos como titular del montenegrino Milovic, que ha esperado pacientemente durante toda la temporada su oportunidad, la cual le llegará por el castigo del onubense. En los minutos que jugó en Badajoz, el joven portero, de tan solo 19 años, ya dio muestras de garantías.

El capitán del equipo azulino, Pedro Ríos, será duda hasta última hora. El extremo jerezano se ha recuperado satisfactoriamente de su molestias durante la semana, pero la falta de ritmo hará, al menos, que no esté de inicio, aunque podría volver durante el partido según se desarrolle este.

Por su parte, el Real Murcia llega a La Isla igualmente con considerables ausencias. Víctor Curto y Chumbi se tuvieron que quedar en tierras murcianas tras no superar sus molestias y Forniés ha sido sancionado.

Así, Bahía Sur acogerá una nueva fiesta del fútbol en San Fernando. La afición azulina tiene previsto volver a homenajear a los suyos por la impresionante campaña que están realizando y, sin lugar a dudas, las gradas del Iberoamericano registrarán una mayor afluencia de público por lo atractivo del partido, por la entidad del rival y por el juego que despliega el cuadro de José Pérez Herrera, que ha dejado escapar pocos puntos como local en todo lo que llevamos de campeonato liguero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios