Cádiz | castellón · la pizarra

Demostración de incapacidad

  • El Cádiz ofrece su peor cara y se muestra como un equipo inseguro y sin recursos · Abusa del pelotazo a Bangoura y falta personalidad para mantener la ventaja y para jugar contra diez adversarios

Vuelta a las andadas. Después de un convincente partido ante el Alavés y una demostración de carácter en Córdoba, el Cádiz volvió a dar la de arena. Y eso que se puso por delante pronto. Pero algo tiene este equipo que tiende a desordenarse y a perder el mando. Ni siquiera en superioridad numérica supo jugar.

Defensa

No estuvo especialmente mal el equipo amarillo en este apartado y no se puede decir que pasara apuros, pero recibió un gol y eso le impidió ganar. Bezares y Parri dejaron algunos huecos en ciertas fases de descoordinación, pero en líneas generales sólo hay que lamentar la acción del tanto castellonense.

Ataque

Tuvo habilidad el Cádiz para aprovechar uno de los escasos fallos que tuvo el Castellón y hacer el gol. Después, sólo llegó con cierta claridad cuando robaba el balón y salía al contragolpe. Eso sucedía, claro está, cuando el Castellón iba perdiendo en el primer tiempo. Después se metió atrás y al Cádiz se le apagaron las luces por completo.

Virtudes

En esta ocasión no se pueden apuntar muchos aspectos positivos del equipo de Calderón. Si acaso, que Parri ofreció cierta facilidad para circular en el inicio.

DEFECTOS

Incomprensiblemente, incluso estando por delante en el marcador el equipo se descontrola, recula en demasía y da la iniciativa al rival. Así finalizó el primer periodo: pidiendo la hora. Llegó el empate y la cosa fue a peor, ya que entonces se vio en la obligación de atacar. Tuvo más de media hora para jugar en superioridad numérica y los problemas para llegar a la portería rival se acrecentaron. Hubo abuso del balón directo a Bangoura, que debe ser un recurso puntual. Faltaron ideas y faltó personalidad. Para mantener la ventaja y para atacar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios