Deportes

Décadas prodigiosas

  • Marmolejo entrega material a 25 escuelas, un récord

La Copa Diputación cumple veinte años pero se ha presentado esta semana con más vigor que nunca. La temporada 2014-2015 cuenta con unos 1.500 jóvenes jugadores, de entre 6 y 11 años, procedentes de 25 escuelas de fútbol, lo que supone un récord de participación.

Representantes de estas escuelas asistieron a la Diputación para tomar parte en la presentación oficial de la competición, en un acto al que acudieron el diputado de Deportes, Juan José Marmolejo, y el delegado provincial de la Federación Andaluza de Fútbol, José Antonio Bernal. En el acto, aparte de realizar la presentación, se les entregó a las escuelas material y el calendario oficial de partidos.

Marmolejo destacó la labor de las escuelas de fútbol para que esta Copa sea una realidad y alcance la cifra redonda de veinte ediciones. Igualmente, agradeció el esfuerzo en la formación y fomento de valores a través del deporte de cantera, el principal objetivo de un "evento emblemático", como calificó a este programa de la Diputación.

Bernal, por su parte, insistió en este componente educativo de la Copa Diputación. "Si un niño se educa en valores tenemos el futuro asegurado", afirmado el delegado de la Federación Andaluza.

La Copa Diputación está en marcha desde el pasado 18 de octubre y termina el 11 de abril con la jornada de partidos y convivencias en la Ciudad Deportiva de El Rosal, tras un sistema de competición con dos grupos enfrentados todos contra todos a una vuelta. Las categorías comprendidas son las de prebenjamín, benjamín y alevín.

Las 25 escuelas de fútbol que disputan esta edición son: Michael Robinson, de Cádiz; Sancti Petri, Sporting Chiclana, La Salle, Novo Chiclana y Chiclana Industrial, de Chiclana; Jerez y Alternativa, de Jerez; Sporting Bahía, de San Fernando; EFI-MEVA, de Rota; Paterna y Fair Play Fútbol, de Paterna; El Puerto, Chipiona, San José del Valle, Arcos, Ubrique, Barbate, Conil, Medina, Algeciras, La Línea, Vejer, Benalup y Tarifa.

Los participantes son jóvenes jugadores no federados en consonancia con el espíritu de este programa del Servicio de Deportes de la Diputación. Al margen de la competición este programa se concibe como un espacio para el fomento de valores ligados al deporte, como la convivencia, la solidaridad o el esfuerzo personal, y de hecho no hay clasificación. En la clausura, cada escuela recibe el mismo reconocimiento independientemente de los resultados que haya obtenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios