Liga de Campeones

Cruel prolongación para el Málaga (3-2)

  • Dos goles del Dortmund en el último suspiro, el segundo en fuera de juego, evitan la sorpresa

El Málaga estuvo muy cerca del sueño de meterse en semifinales de la Liga de Campeones pero éste se desbarató en el descuento cuando encajó dos goles, marcados por Marco Reus y Felipe Santana, éste en claro fuera de juego, que apearon al equipo de la competición tras una gran lucha.

El Málaga estuvo dos veces en ventaja y también los dos empates con goles le servían y sólo al final el equipo alemán le dio la vuelta a la eliminatoria, con un tercer gol con doble situación ilegal de los rematadores alemanes.

El Málaga tuvo un muy buen comienzo, planteando un partido con una gran disciplina táctica que le dificultaba la salida al Dortmund. En lo ofensivo, no había muchos atrevimientos por parte del equipo de Manuel Pellegrini, consciente de que el gol que le hacía falta podía venir en una jugada fortuita o en alguna ocasión de contragolpe generada en una recuperación de pelota.

El Dortmund también necesitaba un gol, siempre y cuando lograra mantener su portería imbatida, lo que lo llevaba a ser también relativamente prudente.

Esa situación llevó a un partido que al comienzo tuvo pocas llegadas. La primera ocasión digna de llamarse tal la tuvo el Dortmund en el minuto 16 con un disparo que pasó ligeramente por encima de la portería.

A partir de ahí, hubo una fase en la que el Dortmund pareció liberarse un poco de la presión del Málaga, cuyo orden empezó a desdibujarse un poco.

Curiosamente, justo en esa fase llegó el gol que necesitaba el Málaga y que obligaba al Dortmund a marcar por lo menos dos. El tanto esperado llegó en el minuto 25, con un remate de zurda de Joaquín desde fuera del área tras recoger un rebote generado a medias entre Isco y el central Felipe Santana. Tras el gol en contra, el Dortmund intensificó un poco los esfuerzos ofensivos y obligó al Málaga a retrasar un poco sus líneas y logró el empate, en el minuto 40, con un gran gol de Lewandowski.

La jugada se originó en una recuperación de pelota de Piszcec que entregó el balón a Götze que, desde la banda derecha, cruzó el balón hacia el centro para que Reus, con un gran pase de tacón, dejara a Lewandowski sólo ante el meta Caballero.

Tras el empate el partido se hizo más abierto y las ocasiones empezaron a ser más frecuentes. Poco antes del final de la primera parte, Joaquín pudo haber marcado de cabeza tras una falta lanzada por Duda.

La segunda parte empezó con una buena llegada de Lewandowski, en el minuto 47, por parte del Dortmund, mientras que el Málaga tuvo una gran ocasión de cabeza de Joaquín en el 48 ante la que el meta Weidenfeller reaccionó con una excelente parada. En el 53, el Dortmund volvió a estar cerca, cuando Götze remató desviado y, sobre todo, en el 76 y en el 79 cuando Caballero estuvo providencial ante remates de Reus y del propio Götze.

El segundo gol del Málaga llegó en el minuto 81, en un contragolpe bien aprovechado por el recién ingresado Eliseu, también en posible fuera de juego.

A partir de ahí, el Dortmund reaccionó como un equipo alemán de los de siempre, de los que no dan nunca por perdido un partido y se dedicaron a tratar de llegar de la manera que fuera a la portería contraria. Pero nada parecía indicar que fueran a lograrlo hasta el minuto 91, cuando Reus marcó el empate que hizo que el equipo volviera a soñar y luego, en el tercer minuto del alargue, ya en el 93, Felipe Santana enterró a un Málaga que murió de pie y con todos los honores.

Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Felipe Santana, Schmelzer; Blaszczykowski (Schieber, 72'), Gundogan (Hummels, 86'), Bender (Sahin, 72'), Reus, Götze; y Lewandowski. Málaga: Caballero; Jesús Gámez, Sergio Sánchez, Demichelis, Antunes; Toulalan, Camacho; Joaquín (Portillo, 87'), Duda (Eliseu, 73'), Isco; y Julio Baptista (Santa Cruz, 84') . Goles: 0-1 (25') Joaquín. 1-1 (40') Lewandowski. 1-2 (83') Eliseu. 2-2 (91') Reus. 3-2 (93') Santana. Árbitro: Craig Thomson (escocés). Amonestó a Jesús Gamez, Toulalan, Bender y Schmelzer. Incidencias: Partido disputado en el Iduna Park. 66.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios