rusia-croacia

Croacia pone fin al sueño ruso

  • El conjunto balcánico alcanza las semifinales 20 años después tras doblegar en los penaltis a la anfitriona

Los jugadores croatas estallan de júbilo tras marcar Rakitic el penalti decisivo. Los jugadores croatas estallan de júbilo tras marcar Rakitic el penalti decisivo.

Los jugadores croatas estallan de júbilo tras marcar Rakitic el penalti decisivo. / mohammed messara / efe

Croacia se quedó con la última plaza en las semifinales del Mundial al imponerse por 4-3 en una tanda de penaltis a Rusia, que forzó de manera espectacular la segunda prolongación para ambas selecciones en un partido que terminó 2-2 en la prórroga.

En el minuto 115 del partido jugado en Sochi ante casi 45.000 espectadores, Mario Fernandes devolvió a la vida a una selección anfitriona también de cabeza un partido que en el minuto 101 tenía ganando para los ajedrezados el central Vida.

Fernandes marcó de cabeza al cobro de un libre directo, y por la misma vía el zaguero Vida capitalizó un córner. Ambas selecciones habían llegado a una nueva prórroga tras igualar 1-1 en el tiempo reglamentario.

El renacimiento del fútbol ruso pintaba de maravilla con una pintura que a los 31 minutos plasmó a distancia y con pierna izquierda Cheryshev.

El toque sutil con rosca se encaminó a la escuadra de Subasic tras pasar sin dificultad alguna por la tibia presión de Vida y su socio en la zaga Lovren.

Cheryshev, convertido en estandarte del ataque ruso, al final terminó abandonando la cancha del estadio de Sochi tras mucho esfuerzo en vano y decepcionado, pues el valor de su obra apenas tuvo ocho minutos de vigencia.

En el 39, Mandzukic, en una aparición inusual para su rol, se desplazó veloz por el callejón izquierdo y al pisar el área soltó un centro para la cabeza de Kramaric ante el que nada pudo hacer Akinfeev.

Fue un balde de agua fría para la Sbornaya, pues tras la pintura del número 6 ruso poco había en caja para intentar una nueva ofensiva.

Croacia optó por regular sus fuerzas, manejar el balón con un ritmo que por momentos pareció cansino.

Modric apareció en el segundo tiempo para llevar a su equipo hasta la portería de Akinfeev. En una de esas visitas, Perisic por poco marca de no haber sido por la madera, que le escupió el balón.

Los de Stanislav Cherchesov sin duda querían resolver el partido en el tiempo reglamentario, pero daban señales de no tener mucho en la chistera.

La prórroga comenzó con drama para Croacia, que con tres cambios consumados se encontró entonces ante el dilema de una lesión muscular del lateral derecho Vrsaljko y síntomas de agotamiento de Mandzukic.

Dalic optó por consumir el cuarto cambio con un relevo a Vrsaljko y bajar las revoluciones para dar respiro a sus hombres.

La balanza se inclinó para Croacia con el gol de Vida y, cuando todo parecía consumado, cinco minutos después apareció Fernandes.

Pero como le ocurrió a Cheryshev, la emoción le duró poco al brasileño, pues falló al ejecutar su lanzamiento y desde allí los rusos no se recuperaron más.

La tanda de penaltis la liquidó Rakitic. Por Rusia anotaron Dzagoev, Ignashevich y Kuziaev, si bien fallaron Fernandes y Subasic, el primero en lanzar.

Por Croacia anotaron Brozovic, Modric -con mucho sufrimiento, pues Akinfeev casi detiene el lanzamiento- y Vida, antes de dar paso a Rakitic. El portero ruso, héroe en el pasado partido contra España, apenas pudo evitar a Kovacic.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios