automovilismo

"Correr en Bahréin será un error con un alto coste"

  • Mosley, expresidente de la FIA, dice que la F-1 se convierte en "cómplice" de la represión en el país

El antiguo presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Max Mosley, se ha unido al coro de críticas por la celebración del Gran Premio de Bahréin en octubre, decisión que ve como "un error que tendrá un alto coste", ya que convierte a la Fórmula 1 en "cómplice" como "uno de los instrumentos de represión del Gobierno" del país árabe. La FIA, que estuvo bajo la presidencia de Mosley hasta 2009, anunció que la prueba de Bahréin, inicialmente programada para marzo y suspendida por las protestas del pueblo contra su Gobierno, se celebrará finalmente el 30 de octubre. La decisión ha sido criticada por asociaciones de derechos humanos. "Con esta decisión, la Fórmula 1 se convierte en cómplice de lo que ha pasado, se convierte en uno de los instrumentos de represión del Gobierno de Bahréin. Es un error que no se olvidará y que, si no se rectifica, tendrá un alto coste para la Fórmula 1", criticó Mosley.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios