fútbol sala primera división femenina

Consuelo en la despedida

  • El Cádiz FS consigue su primer triunfo y cede el 'farolillo rojo' a su rival

La Primera División femenina del fútbol sala español celebró ayer el grueso de su última jornada con la atención centrada en la pugna por el título entre nada menos que cuatro aspirantes. Pero en lo que respecta al Cádiz FS, descendido matemáticamente desde hacía varias semanas, el interés residía en la posibilidad real de lograr el primer triunfo de la campaña después de que las pupilas de Kiko Oliva solo hubieran sido capaces de sumar de momento un par de igualadas. Además, al medirse a otro descendido que únicamente llevaba cinco puntos también existía la opción de acabar el curso huyendo de la plaza de colista, para lo cual era necesario vencer por tres o más goles de diferencia.

Pues el adiós a la competición liguera supuso un mínimo consuelo para la plantilla gaditana después de una campaña muy negativa en el plano deportivo. Las locales, en un choque muy entretenido disputado en el pabellón Mirandilla, consiguieron cumplir su doble objetivo gracias al 6-3 definitivo frente al Cidade As Burgas orensano. El Cádiz FS alcanzó el descanso con un esperanzador 2-0 y luego del mismo se produjo un carrusel de tantos para uno y otro que se cerró para alegría local con un doble penalti transformado por Noe.

Minutos después se conoció que el Jimbee Roldán se había adjudicado el título, por lo que será el rival del Cádiz FS en los cuartos de final de la Copa de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios