FÚTBOL | TERCERA DIVISIÓN

El Conil merece más (2-2)

  • Los amarillos desperdician dos ventajas en Lucena que le hubieran acercado al objetivo de la permanencia

Rubén Díaz (i), experiencia y compromiso en la defensa conileña. Rubén Díaz (i), experiencia y compromiso en la defensa conileña.

Rubén Díaz (i), experiencia y compromiso en la defensa conileña. / KIKI

Un punto arrancó el Conil en su desplazamiento a Lucena en la antepenúltima jornada de la temporada. Mario y Álex Expósito adelantaron, en dos ocasiones, al cuadro de Alfonso Cortijo; Germán, obrando el gol de penalti, y Marwan reinstauraron la igualdad.

Entre inestables alternativas, el Ciudad de Lucena avanzó en el dominio del esférico y Marwan y Diego Sánchez retaron, hasta en tres tentativas, a Gallego. El plantel local evolucionaba por ambos carriles y aplacaba el fulgor de su rival. El Conil contuvo los avances progresivos de su contrincante y, a anular un acercamiento del Ciudad a su área, desniveló el marcador. Una intervención errática de León favoreció a Zequi, elemento ofensivo del Conil encargado de activar un contraataque finalizado magistralmente por Mario. El carrilero diestro, a la media hora del encuentro, propulsó un certero y potente disparo con su pierna natural, y removió la escuadra siniestra de Molero. En territorio opuesto, Gallego sofoco un chut distante de Mario Ruiz, única réplica seria del Ciudad de Lucena antes de la aparición del intermedio.

El Ciudad de Lucena se apropió, en exclusiva, del dominio de la pelota al comienzo del segundo período. Esta concienzuda conducta reportó inmediatos beneficios. La inteligencia y la perseverancia del delantero Marwan provocaron incertidumbre en la retaguardia del Conil y el guardameta Gallego derribó al ariete dentro del área. Germán, con una suave y perspicaz caricia al cuero superó, desde los once metros, al cancerbero. Las asociaciones del Conil adolecían de fugacidad y esterilidad y el Ciudad de Lucena reforzó su solidez, regularidad y firmeza. Efectivos de mentalidad vertical del equipo de Diego Caro como Germán, Iván Henares o Álvaro Torralbo adquirieron mayor protagonismo de manera gradual y, sin generar oportunidades de alto peligro, persistía en sus constantes aproximaciones al arco ajeno. Una doble amarilla causó la expulsión, superado la mitad del segundo tiempo, del futbolista del Ciudad de Lucena Iván Henares.

En un desajuste estrepitoso de la zaga, Álex Expósito emergió, en una aparición determinante, y anotó el segundo del Conil. La reacción del Ciudad de Lucena aconteció rápidamente y Marwan, favorecido por un despeje defectuoso, volvió a equilibrar el tanteo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios