fútbol Segunda División B

Chiclana se viste de azul

  • El San Fernando recibe en el 'exilio' a un adversario que es su 'bestia negra'

Diego Simón, que arranca con el cuero en un entrenamiento, será titular ante la afición azulina. Diego Simón, que arranca con el cuero en un entrenamiento, será titular ante la afición azulina.

Diego Simón, que arranca con el cuero en un entrenamiento, será titular ante la afición azulina. / román ríos

No es el debut de competición ante sus aficionados soñado porque no lo hará en su campo. El San Fernando tendrá que disputar, cosa impensable a principios del mes de junio, el primer partido casero de competición oficial en el exilio de Chiclana. Gentilmente, los vecinos han prestado al conjunto azulino su terreno de juego para el partido a disputar con el Melilla.

El inicio de temporada ha sido sublime para los hombres de José Pérez Herrera. Los isleños mostraron su mejor imagen en el debut liguero en tierras malagueñas y cosecharon los tres primeros puntos a domicilio. Posiblemente, este hecho haya terminado de congraciar a la parroquia azulina con el equipo y la ilusión de hacer grandes cosas ha crecido tras el triunfo, por lo que solamente se respira optimismo en la casa azul y blanca.

José Pérez Herrera no es proclive a cambiar en demasía el equipo si este funciona. Y a fe que los 11 jugadores que saltaron al terreno de juego ante el Malagueño dieron una más que grata imagen, mostrando contundencia y seguridad en la parte de atrás, buen hacer en el centro del campo y resolución arriba.

Así pues, todo apunta a que la alineación titular no diferirá mucho de la que se mostró en el inicio de curso, aunque habrá que esperar si el técnico jerezano pone en liza el tándem del centro del campo formado por Bruno Herrrero y Raúl Palma. En ese caso, todo haría presuponer que uno de los hombres de banda se quedaría fuera del equipo titular que salte al Municipal de Chiclana.

Enfrente habrá un equipo gafe, un conjunto que ha sacado casi siempre tajada de sus visitas a La Isla, uno de los equipos malditos con los que se tiene que medir el cuadro de San Fernando. Para el Melilla, acudir a Bahía Sur ha significado a menudo sumar puntos. Así lo ha hecho durante casi dos décadas. Los melillenses siempre han dado dolor de cabeza a los isleños y, presumiblemente, hoy no va a ser menos a pesar de actuar en tierra chiclanera.

Lo que se confirmaba en la mañana de ayer es que ambas escuadras podrán contar con todos sus efectivos para el encuentro y que los conjuntos titulares no variarán mucho de los que debutaron en la temporada e hicieron que ambos equipos sumasen, aun por la mínima, los tres primeros puntos de la temporada.

Hasta seis autobuses repletos de aficionados irán hasta Chiclana, aunque las peñas isleñas realizaron un comunicado el pasado viernes proclamando su malestar por no poder contar con el campo propio en el inicio de competición, así como durante toda la época estival. Las peñas dejaron clara su postura, señalando que para los aficionados tener que jugar el primer partido como local lejos de casa es "una vergüenza". En la reunión en el Parque Almirante Laulhé estuvieron los representantes de las peñas Orgullo Isleño, Palante, Siempre SFCD 1940 y Templo Azulino.

De todas maneras, no cabe duda que las gradas del Municipal chiclanero se teñirán de azul y blanco en la mañana de hoy para que el equipo entrenado por Pérez Herrera se sienta, más que nunca, arropado convenientemente por el jugador número 12.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios