Fútbol | Fase de ascenso a División de Honor

El Chiclana CF gana 2-0 y alcanza la eliminatoria final

  • Los de Lupi tumban al Bazán y se jugarán la plaza ascenso con el Trebujena

El conjunto chiclanero celebra uno de sus goles. El conjunto chiclanero celebra uno de sus goles.

El conjunto chiclanero celebra uno de sus goles. / CHICLANA CF

El Chiclana CF ya está en la final de los play-off de ascenso tras vencer al Bazán ayer (2-0) en el partido de vuelta disputado en el Municipal. En ella se medirá al Trebujena a doble partido, jugando el segundo también en casa. Los trebujeneros vencieron ayer en la vuelta 3-0 al Villamartín.

Al igual que ocurriera el pasado domingo en la ida, el conjunto blanco fue claramente superior a los isleños, esta vez con una superioridad que se prolongó durante todo el encuentro. Nada más arrancar tuvo la primera Óscar, pero no llegó a rematar a pesar del carrerón que se pegó por toda la banda. Y no tardaría en descargar toda su potencia, cuando recogió en la esquina superior del área un despeje de puños de Alberto a un balón de córner. El joven se la cosió a la bota y no encontró un rival que consiguiera atajarle. Ya en la frontal del área rival se la colocó y la estrelló en el fondo de la red. Magistral lección de calidad y ambición de ricitos de oro que dejó al respetable con la boca abierta y que éste supo reconocer justamente.

Es lo que ocurre cuando al Chiclana se le deja jugar a placer, con espacio y con balón. El Bazán dejó en evidencia su inferioridad individual y defensiva en este tipo de jugadas a lo largo de todo el choque, pues fueron numerosas las ocasiones en las que los de Lupi les ganaron la espalda a los visitantes -como el primer gol- y aprovecharon las contras para crear verdadero peligro en la portería de Rafa, que hizo una buena actuación a pesar de encajar dos goles. El segundo y último tanto del partido lo firmó Pablo cerca de la media hora. El delantero llegó por la izquierda desde atrás para empujar el pase de la muerte que recibió de Josemi Caballero.

En la segunda parte el marcador no se movió pero la situación se igualó un poco más. El Bazán despertó por fin de su letargo y realizó su primer disparo a puerta tras el descanso en el 62’ y casi lo cantan. Pero un avezado Muralla sacó la pelota con la punta del pie casi en línea de gol. Con el paso de los minutos el juego se fue enturbiando con acciones sucias y demasiadas protestas que, finalmente, se saldaron con las expulsiones de José Carlos, Nono y Toledo.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios