CÁDIZ | ZARAGOZA

Cheryshev y Ortuño, como ídolos

  • La afición local recuerda al ex madridista y la visitante a su ex ariete

La lluvia parece que ha firmado un pacto jodido con el cadismo para hacer de las suyas cada vez que toca jugar en Carranza. Ayer se repitió lo de las últimas ocasiones y el agua hizo de las suyas antes y durante la primera parte. Tanto, que casi la mitad de la gente que viene otras veces prefirió la manta y el sofá.

Un histórico en el templo cadista. Un Zaragoza con títulos nacionales e internacionales. Un grande venido a menos que representa una situación similar a la del Cádiz en Segunda B. Unos 200 maños valientes acudieron a Cádiz y se repartieron entre Preferencia, Fondo Norte y Tribuna para ver a los suyos. Gran chasco, lógicamente.

De otra dimensión el respetuoso minuto de silencio por las víctimas del accidente aéreo en Colombia, que se cobró la vida de casi todo el Chapecoense, equipo brasileño que ha sido invitado al próximo Trofeo Ramón de Carranza. Hermosa la pancarta en Fondo Sur, en la que rezaba: 'En honor a todos los que dieron la vida por este club. Força Chape'.

El césped presentaba mejor aspecto que el día del Alcorcón. Más hierba, más verde y aguantó bien a pesar de la lluvia caída en los últimos días. Al menos es un alivio que el escenario que usan los futbolistas esté en óptimas condiciones.

El duelo contra un grande dejó momentos de comunión entre los espectadores y los futbolistas. Primero con el cambio de Álvaro García porque el utrerano, más que merecida, recibió una ovación de las que llegan al alma. Su trabajo no pasa desapercibido por un público que le valora. Luego llegó, casi al final, el momento para el recuerdo, la nostalgia de lo que hace un año hizo reír y disfrutar: el caso Cheryshev. La afición tuvo al ex madridista muy presente y cantó el ya glorioso 'Cheryshev, te quiero'. Y, para acabar, el trato de los aficionados visitantes con uno de sus ex, Ortuño. Al acabar el choque y en la salida del estadio ante la Tribuna, el ahora delantero cadista fue saludado por los seguidores maños con el grito de 'Ortuño, selección'. Genial. La afición del Zaragoza guarda un gran recuerdo del delantero y lo exhibió con esas muestras de cariño a pesar del 3-0. Cuestión de grandeza y señorío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios